Archivo

BARRANCA PRODUCIRÁ MÁS GASOLINA

En breve, Colombia podrá convertir más petróleo en gasolina y reducirá levemente la importación de combustibles.

10 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Cada día, la empresa estatal Ecopetrol se ve obligada a traer de Venezuela y Argentina, principalmente, unos 35.000 barriles de gasolina para suplir la demanda interna del país que supera los 130.000 barriles.

Pero dentro de 15 días, esa dependencia de la gasolina extranjera será menor, pues Ecopetrol pondrá en funcionamiento una nueva planta para aumentar la producción de gasolinas y derivados del petróleo en el Complejo Industrial de Barrancabermeja.

Se trata de la planta cracking, un proyecto especial que comenzó a construirse desde hace cuatro años y que requirió inversiones por 280 millones de dólares.

Según el vicepresidente comercial de Ecopetrol, Luis Augusto Yepes, de la nueva planta saldrá buena parte de la gasolina que el país consumirá en el futuro y aunque no será suficiente para eliminar las importaciones sí reducirá los volúmenes que deben traerse.

Este hecho tendrá un impacto positivo en las finanzas de la empresa, que por importaciones del combustible pagó el año pasado cerca de 300 millones de dólares (unos 245.000 millones de pesos).

Sin embargo, los niveles de importación volverán a incrementarse a partir del próximo año, pues si bien la nueva planta permite aumentar la capacidad para producir y procesar gasolina, el consumo seguirá creciendo a tasas del 4,5 por ciento anual.

Para este año, por ejemplo, la capacidad de refinación del país será de 100.000 barriles diarios mientras el consumo será de 131.000 barriles diarios.

Es decir, el déficit bajará en tan sólo 4.000 barriles.

Pero en 1996 la demanda subirá a 137.000 barriles y la refinación será de 103.000, con lo cual se necesitará importar cerca de 34.000 barriles diarios.

De ahí en adelante, el consumo seguirá aumentando entre 5.000 y 6.000 barriles diarios cada año.

Con la planta cracking, el complejo de refinación de Barrancabermeja aumentará su producción neta en 15.000 barriles de gasolina y 6.300 barriles de gas propano.

Tecnológicamente, la unidad que entrará en funcionamiento a finales del mes es de las más avanzadas de su género.

La construcción y el montaje físico de la planta estuvo a cargo del consorcio colombo italiano TPL.

Con la planta se logrará incrementar en 20.000 barriles el crudo que llega a la refinería Según Ecopetrol, se trata de la quinta y más grande planta de este tipo que se monta en Colombia.

Gracias a sus equipos, podrá procesar una mezcla pesada de hidrocarburos y obtener los mayores rendimientos, principalmente en la producción de gasolinas.

No obstante, la nueva planta permitirá también la refinación de otros productos como etano-etileno, combustóleo o ACPM y azufre.

La nueva cracking o unidad de ruptura catalítica contempla un área de 50.000 metros cuadrados en el complejo de Barranca.