Archivo

DIEZ CADENAS PERPETUAS PARA LA QUICA

El colombiano Dandeny Muñoz Mosquera, alias La Quica , fue condenado ayer por un juez federal de Nueva York a diez sentencias de cadena perpetua consecutivas por su implicación en un atentado contra un avión de Avianca, que cubría la ruta Bogotá-Cali perpetrado el 27 de noviembre de 1989 y en el que murieron 107 personas entre pasajeros y tripulantes.

06 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En diciembre pasado, el jurado de un tribunal de Nueva York halló a La Quica culpable de 13 cargos de narcoterrorismo, tráfico de drogas, extorsión y del mencionado atentado perpetrado en Colombia.

Amparados en el hecho de que en el avión de Avianca viajaban dos pasajeros norteamericanos, los fiscales pusieron el caso bajo la jurisdicción estadounidense, pese a que en Colombia La Quica no ha sido acusado del atentado ni las autoridades colombianas han pedido su extradición.

Al dictar las sentencias, el juez Sterling Johnson habló del historial delictivo del acusado en Colombia y dijo que La Quica merecía la pena de muerte porque no sólo es una persona diabólica sino que disfrutó cometiendo los crímenes.

Muñoz Mosquera, de 27 años, es una persona afortunada porque los fiscales no pidieron que se le impusiera la pena de muerte , dijo el juez.

En ese entonces no existía la pena de muerte en el estado de Nueva York, donde se reimplantó en marzo pasado.

Sobre los antecedentes de La Quica la fiscalía recordó que Muñoz asesinó a por lo menos 50 oficiales de policía, jueces y funcionarios públicos en Colombia antes de escaparse de una prisión bogotana en 1991, y que empezó su carrera como pistolero del Cartel de Medellín a los 12 años.

Pese a todas estas acusaciones el juez Johnson admitió la parte de responsabilidad de EE.UU. en el problema de la droga al afirmar que con una población que representa una sexta parte de la mundial, en Estados Unidos se consume el 60 por ciento de la droga del mundo.

Si no hubiera consumidores de droga en EE.UU. no existiría el Cartel de Medellín, no habría lavado de dinero ni habría un Dandeny Muñoz Mosquera , afirmó el juez.

Antes de conocer la sentencia, La Quica declaró que sólo quiero decir que Dios y el gobierno saben que soy inocente. Gracias y que Dios les bendiga .

Considerado uno de los principales asesinos a sueldo del Cartel de Medellín, La Quica fue detenido en Nueva York en septiembre de 1991 por porte de documentos de identificación falsos y fue juzgado tres veces. En la primera fue condenado a seis años de cárcel por utilizar una identidad falsa. En la segunda ocasión el proceso fue anulado debido a que el jurado no consiguió ponerse de acuerdo a la hora de emitir el veredicto.

Con respecto al fallo emitido ayer, Richard Jasper, uno de los tres abogados que integraron la defensa del colombiano dijo que su cliente había sido el chivo expiatorio de los delitos cometidos por el narcotráfico colombiano y anunció que su equipo apelará la sentencia.

El fiscal Zachary Carter afirmó que la sentencia dictada por el juez envía un mensaje de que no toleraremos el terrorismo contra ciudadanos de EE.UU. donde quiera que se encuentren y agradeció la cooperación de las autoridades colombianas en la investigación del caso.

En Bogotá, el presidente Ernesto Samper Pizano dijo que la decisión del juez Johnson es una demostración de que la cooperación judicial entre Colombia y Estados Unidos funciona y de que ambos países están dispuestos a librar juntos el combate contra el narcotráfico y el narcoterrorismo.