Archivo

FUERON 3 GUAMAZOS

No es muy usual que un lateral marque en un solo partido 3 goles, pero el guama Cardona lo logró ayer y nada menos que en el clásico, que entre otras cosas, resultó un formidable partido.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Desde un comienzo se presentía lo que sería la tarde. Sobre el medio día existía una llovizna pertinaz pero que desapareció para darle vía libre al clásico regional. Después, estadio lleno y todos los ingredientes necesarios para un lindo espectáculo. Y al filo de las 3:30 p.m. venía lo más importante y era que los 22 hombres con buen fútbol colmaran las expectativas.

Y así fue. Qué buen primer tiempo que terminó con empate a 2 goles y que resumimos como el enfrentamiento del temperamento contra la técnica, claro está que América siempre estuvo arriba en la pizarra y lamentablemente el Deportivo Cali fue equipo de un solo período, digno rival y en el entretiempo las caras alegres de los concurrentes daban fe de un partido jugado de manera excelente.

Pero como el temperamento va desapareciendo con el cansancio mientras que la técnica prevalece, le bastó al América seis minutos para poner la pizarra 4-2 y de ahí en más, el cuadro de Umaña caminó la cancha, tocó el balón y motivó a su público para el ole .

Sin lugar a dudas el contragolpe le dio muy buenos dividendos al onceno escarlata y el 5-3 definitivo fue el fiel reflejo de una superioridad indiscutible.

Dos penales bien sancionados, uno para América otro para Cali, ocho goles, buenas jugadas y buen comportamiento arbitral de J.J. Toro fueron los ingredientes de este soberbio clásico. Deportivo Cali sigue acusando la necesidad de por lo menos 2 ó 3 jugadores de jerarquía, pero lastimosamente la tosudez de su junta directiva en implantar una política criollista que solo tiene éxito en este país en Atlético Nacional, le resta la posibilidad de mirar allende las fronteras.

Al final del partido el técnico Castro reconoce los enormes problemas defensivos de su equipo donde el chico Martínez sigue sin gustar y para muchos no está para colocarse la camisa del Deportivo Cali.

Sería injusto destacar un solo elemento en particular del América porque lo de Comas fue apoteósico y su salida del campo obedeció estrictamente a a una prevención médica; el boliviano Etcheverry capítulo aparte, junto a Alex mueven al equipo de la forma que se necesite, y en el fondo lo de Moas es de mucho valor. Lo mejor ha sido, entre otras cosas, la derrota del Junior que nos deja nuevamente a tiro de Copa Libertadores.