Archivo

PÍLDORAS Y CONDONES CONTROLAN A LOS CALEÑOS

La píldora y el condón son los métodos más utilizados para el control de la natalidad en Cali. (VER RECUADROS:METODOS DE CONTRACEPCION MAS USADOS)

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

No obstante, la mala utilización de los métodos anticonceptivos, el abandono de los mismos y los embarazos no deseados han llevado a que los expertos en control natal inicien una campaña de reforzamiento educativo sobre esta situación.

También se proyecta ampliar los métodos anticonceptivos y se pretende reintroducir en el contexto de la planificación familiar el uso del diafragma.

Un estudio de avance de la Organización Mundial de la Salud (OMS), realizado en Cali por la Fundación Servicios Integrales para la Mujer, Sí Mujer, muestra en términos generales cómo es el uso de los métodos anticonceptivos en la ciudad.

Por otra parte, los expertos han encontrado que la participación de los hombres en la planificación familiar ha aumentado. Profamilia realizaba entre cinco y diez vasectomías al mes y ahora el promedio es de 70 intervenciones.

Con el estudio la OMS decidió indagar en Turquía, Filipinas y Colombia (Bogotá, Medellín y Cali), entre otros aspectos, sobre el nivel de información que manejan las parejas acerca de los métodos; la necesidad y disposición para el uso de un nuevo método entre potenciales usuarias y sus parejas, en este caso el diafragma; la aceptación, empleo y satisfacción con los anticonceptivos disponibles actualmente.

El estudio de avance se realizó a través de un sondeo de opinión a más de 200 personas de diferentes nivel socioeconómico de la ciudad. Así como a personal especializado en el área de salud sobre planificación familiar. La recolección de la información se efectuó entre noviembre y diciembre de 1994 y se aplicó a personas entre los 15 y 42 años.

Martha Celia Ramírez, jefe del área de investigaciones de Si Mujer, dijo que en el estudio se encontró que un 48 por ciento de las mujeres utilizan las píldoras como método anticonceptivo y que un 42,8 por ciento de las parejas prefiere el condón.

Entre las razones que se encontraron para que las usuarias dejaran de utilizar algún anticonceptivo está la de que en los métodos hormonales y mecánicos (dispositivos intrauterinos, orales e inyectables) el abandono está asociado con la presencia de efectos secundarios. Para los métodos de barrera (condón, espermicidas y naturales) la ausencia se debe a la incomodidad en su uso.

La información acerca de los métodos anticonceptivos la consiguen a través de las instituciones de servicio público o privado. En este sentido los profesionales de salud prefieren recomendar por su efectividad los dispositivos intrauterinos y los anovulatorio orales; los métodos de barrera y los llamados naturales son recomendados generalmente por quienes practican la medicina alternativa.

Como el estudio pretendía establecer cuál era el conocimiento de la población sobre el diafragma, encontró que un 71 por ciento de la población no tiene ninguna información.

Después de la primera fase la OMS, en coordinación con Profamilia y la ONG Si Mujer iniciará un estudio complejo sobre planificación familiar en las principales ciudades de Colombia y emprenderá una campaña de reintroducción del diafragma en la comunidad.

Julio César Toro, director de consulta externa en Profamilia, dijo que a pesar de que un 95 por ciento de la población caleña en edad reproductiva (930.000) utiliza un método anticonceptivo, es necesario hacer un reforzamiento de campañas sobre planificación familiar, especialmente en la población adolescente que es en donde se presenta el mayor número de embarazos no deseados y en consecuencia los abortos.

En el Hospital Universitario del Valle se atiende un promedio semanal de 15 legrados por embarazo interrumpido.