Archivo

ENFERMERA NO SE DECLARÓ CULPABLE

Hoy, Gladys Villota, enfermera jefe del Hospital de Kennedy involucrada en la muerte de seis bebés recién nacidos, cumple cuatro días de estar detenida en la cárcel del Buen Pastor.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La historia comenzó el pasado 25 de abril, día en el que murieron los niños, al parecer por el suministro de una droga equivocada.

Al día siguiente de ocurridos los hechos, el ministro de Salud, Alonso Gómez, anunció que la causa de la muerte había sido el suministro, de manera equivocada, de Pavulón.

Los hechos fueron atribuidos a la enfermera jefe, a quien además de elevarle pliego de cargos por parte de la Personería, se le suspendió de su trabajo por 60 días.

El pasado martes 3 de mayo, cuando la abogada de Villota, Betty Flórez, le solicitó a la Fiscal encargada del caso que escuchara los descargos de la enfermera. Así, el miércoles, Villota fue citada a comparecer. Ese día se escucharon sus declaraciones pero no se habló de auto de detención.

Sin embargo, la Fiscalía consideró que la declaración de la enfermera debería ser ampliada y la citó nuevamente el viernes 6 de mayo. Luego de las nuevas explicaciones de Villota, la Fiscalía determinó dictar medida de aseguramiento contra ella por homicidio culposo.

No siempre el homicidio culposo amerita detención. Pero en el caso de mi representada estamos hablando de cinco homicidios culposos y en esa eventualidad si se puede , dijo la abogada de Villota. Según Flórez, el objetivo de la detención es que la investigación siga su curso normal.

La abogada aseguró que lo único claro en este proceso es que la enfermera nunca se ha declarado culpable y eso pasa porque sencillamente los hechos son de una oscuridad absoluta , dijo.

Villota le manifestó a su abogada que ella nunca aplicó esa droga, simplemente porque no la vio, y que luego de que los bebés entraron en paro quedaron en manos de los pediatras.

Flórez dijo que este tipo de medida deben tomarse cuando terminan los procesos para que mañana el Estado no tenga que decir, lo lamentamos pero la justicia se equivocó .

Aún no se conocen la causas de la muerte de los bebés. No se pueden lanzar juicios hasta que no se tengan las pruebas de las necropsias de los cuerpos, ya que los resultados que dio la Secretaría Distrital de Salud, a través de toxicología, salieron de la toma de muestras a equipos, sustancias y drogas que se encontraban en el lugar. Sin embargo, ninguno de estos resultados se sacó con base en los niños , dijo Flórez.