Archivo

DE NUEVO, SE ESFUMÓ LA ILUSIÓN

Luego de dos partidos, de una derrota y un empate, hay algo que queda claro en esta selección que dirige Willington Ortiz y que representa al país en este Suramericano Sub 17: no responde a aquella identidad, a aquel sello que tanto le costó conseguir al fútbol colombiano y que lo catapultó a la retina de miles de aficionados en el mundo como uno de los mejores.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Es por eso que cuesta ver, a pesar de vestir el uniforme amarillo, azul y rojo, de la edad infantil de los muchachos e incluso de la magnitud del compromiso, a una Selección Colombia tan mal parada en el campo, sin ideas, sin proyección, sin orden y jugando al pelotazo, a la improvisación y al error de los paraguayos.

Basta hacer un repaso a los dos goles que hasta el momento ha conseguido el seleccionado nacional para darse cuenta de que ninguno surgió de una jugada colectiva y ni siquiera de una genialidad.

Ambos fueron anotaciones que se originaron en faltas. Un tiro libre que cobró con potencia Navarro para el 1-0 sobre Brasil, y el otro, un penalti luego de una confusa jugada, y que convirtió de nuevo el central colombiano.

Y los delanteros qué? Naufragando en el pelotazo constante, en las malas entregas y en la carencia de una mente que le pusiera pausa al balón y que administrara eficientemente la esférica.

Colombia salió con la iniciativa del partido pero pecó por entregar mal y por no organizar su juego. De ahí que abundaran los centros al área rival sin destinatario, los pelotazos, fácilmente controlables por el arquero paraguayo y las entregas divididas cerca al arco defendido por Villegas y que causaron múltiples sustos a la defensa colombiana.

Con todo y eso, al minuto 36, en una jugada confusa en el centro del área paraguaya, el árbitro argentino Angel Sánchez decretó penalti a favor de Colombia. Cobró Navarro y el 1-0.

Pero Paraguay empezó a llegar con mayor frecuencia a través de Esquivel, Alonso y Fernández. Claro que Colombia en ocasiones aprovechaba con torpeza las ventajas del rival, como aquel contragolpe de Gil que marra increíblemente Trespalacios.

En el segundo tiempo y con el ingreso de Sandoval por Trespalacios, Deluque por Ramírez Gacha y Jiménez por Cortés, se llegó un poco más pero también se desmanteló la defensa y Paraguay se fue encima de Villegas, que se dio el lujo de tapar penalti, pero no le alcanzó paró evitar el empate de Fernández ante la increíble pasividad de la defensa luego de un palazo.

En fin, un concierto de errores, desorden y falta de disciplina táctica para que se pierda una vez más, como antes con la Selección del Juventud de América de Bolivia y como la Panamericana de Mar del Plata, la ilusión...

Ahora la clasificación de Colombia se enreda. Ya no depende de sí mismo, sino de otros.

La próxima fecha se jugará el miércoles así: Brasil-Paraguay; Bolivia-Colombia Alineaciones: Colombia: Villegas; Palacios, Ocampo, Navarro y Rivas; Murillo (expulsado), Cortez (Jiménez), Ramírez (Sandoval) y Benítez, Trespalacios y Gil.

Paraguay: J. Fernández; Maldonado, Villamayor, Fretes, y D. Martínez; Villagra (González), C. Martínez, Pérez y Alonso, Esquivel y R. Fernández.

En el otro encuentro, Chile empató 1-1 frente al debutante Bolivia. El gol de Bolivia fue de y el de Chile llegó a través de Rojas.