Archivo

DUDAN DE REDUCCIÓN EN LAS TASAS

La Asociación Bancaria consideró que la reducción de encajes producirá hondas repercusiones en el sistema financiero del país, pero no logrará disminuir las tasas de interés en el corto plazo.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Tampoco, según el gremio, la nueva medida permitirá aumentar los recursos para préstamo ni reducirá los costos de operación de las entidades financieras como lo ha venido solicitando el sector desde hace tiempo.

En el editorial de la revista Panorama Económico, la Asociación estima que son dos los beneficios reales de la resolución 12 expedida por la junta directiva del Banco de la República hace dos semanas: la primera es reducir la dispersión de los niveles de encajes en el margen, desde un intervalo de 1 a 70 por ciento hasta otro de 5 a 25 por ciento.

Y segundo, la recomposición de los pasivos de los establecimientos de crédito con el público.

Según la Asobancaria, estos dos aspectos tendrán efectos positivos como una mayor estabilidad del mercado interbancario o un menor crecimiento de la demanda agregada al no ir acompañados de un aumento sustancial de los recursos para préstamo.

Lo malo Sin embargo, el gremio reconoce que hay diversos efectos indeseados que apenas empiezan a percibirse.

Entre ellos, están el aumento de los saldos de los certificados de depósito a término (CDT) con plazo menor a seis meses que quedó con un encaje de 10 puntos. Ello deteriorará su posición relativa en el mercado por su desventaja frente a los depósitos de ahorro.

Sobre la medida de la resolución que impone el mismo nivel de encaje marginal a un depósito a plazo y a un depósito a la vista, la Asociación dijo que si bien algunas entidades, como las corporaciones financieras y las compañías de financiamiento, se verán precisadas a mantenerlos como fuente de recursos, lo harán en franca desventaja frente a los otros establecimientos de crédito.

Considera asimismo que desde el punto de vista del ahorrador, el rendimiento esperado de un depósito a plazo debe ser mayor que el de uno a la vista. Por lo tanto, se espera una mejor tasa de interés en un CDT a seis meses que en un depósito de ahorro.

Pero la tendencia a la nivelación del encaje de los CDT y los depósitos de ahorro representa para las entidades financieras un aumento en el costo de captación de los CDT; el problema es que el mayor costo no se puede compensar totalmente con reducciones de la tasa de interés de captación, dado que el piso lo están definiendo los depósitos de ahorro en UPAC y los depósitos de ahorro ordinario .

En segundo lugar, la Asobancaria explica que los establecimientos cuya fuente de recursos básica son los certificados de depósito a término, pierden competitividad frente a aquellos que tienen una mayor gama de instrumentos de captación; esto es, las compañías de financiamiento comercial y las corporaciones financieras se debilitan frente a los bancos y las corporaciones de ahorro y vivienda.