Archivo

NUEVOS DISTURBIOS EN CHIAPAS

Individuos identificados por la prensa como presuntos miembros del rebelde Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) ocuparon el municipio de Tumbalá, Chiapas, quemaron viviendas e impusieron el terror, según los habitantes del lugar.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los zapatistas salieron a la luz pública el primero de enero de 1994 y combatieron con tropas del ejército por casi 12 días antes de un cese al fuego que permitió conversaciones en las que los rebeldes hicieron exigencias de profundas mejoras sociales. Actualmente siguen en proceso de diálogo y justo en cuatro días se sientan a la mesa para discutir la perspectiva de paz en la región.

Respecto al ataque de ayer, hasta el cierre de esta edición ni el gobierno ni los rebeldes habían informado del incidente en el ejido de Tumbalá.

Indígenas presos Mientras esto ocurría, un funcionario dijo que cincuenta y tres indígenas se encuentran retenidos por unos 200 hombres armados que invadieron la comunidad Emiliano Zapata, en el estado de Chiapas (sureste de México), el 9 de abril pasado, dentro de un conflicto por la tenencia de tierras.

Este conflicto por la tenencia de tierras en la comunidad Emiliano Zapata estalló el 24 de marzo, cuando se registró un enfrentamiento entre los habitantes del poblado con ese grupo armado que dejó un saldo de cinco muertos y una decena de heridos.

El funcionario confirmó que, tras el último ataque, los 2.000 habitantes de esa comunidad huyeron y 1.200 de ellos se refugiaron en la cabecera municipal de Tumbalá, mientras el resto se encuentra en los bosques cercanos.