Archivo

SANCIÓN A MAESTROS QUE PAREN

No pago de los días que se ausenten de su trabajo, suspensión y hasta exclusión del escalafón por abandono de cargo serán algunas de las medidas que tomará el Ministerio de Educación contra los maestros que se acojan al paro convocado por la Federación Colombiana de Educadores (Fecode).

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así lo anunció ayer en rueda de prensa el ministro de Educación, Arturo Sarabia Better, quien manifestó que una vez se verifique que la amenaza de paro es real se solicitará al Ministerio de Trabajo la declaratoria de ilegalidad .

Aunque Sarabia afirmó que el cese de actividades en los colegios era parcial, los reportes de los sindicatos y las secretarías de Educación de diferentes zonas del país demostraban que más del 50 por ciento de los maestros se acogieron a la orden impartida por Fecode.

De acuerdo con el jefe de la cartera de Educación, las medidas adoptadas por el Gobierno obedecen a las normas legales vigentes que establecen mecanismos de sanción para quienes no trabajen. Vamos a cumplir con lo que la ley y la constitución nos ordenan para estos casos , dijo Sarabia.

De esta manera, además de los descuentos en el salario, si se prolonga el paro las sanciones irán desde la suspensión de los maestros hasta la exclusión del escalafón.

El Viceministerio de la Juventud, dependencia del Ministerio de Educación, organizará programas para que los estudiantes aprovechen su tiempo en actividades lúdicas.

Los secretarios de Educación se reunirán hoy con el Ministro para evaluar la magnitud del paro. De acuerdo con los reportes regionales, el ministro Arturo Sarabia Better solicitaría hoy mismo la ilegalidad del movimiento huelguístico.

Según la ministra de Trabajo, María Sol Navia, su cartera está lista para dar trámite a la petición. Los dos ministerios desplazarán inspectores a diversos lugares para verificar el cese y con base en ello se daría la ilegalidad.

En cuanto a los maestros, mañana se concentrarán en las capitales del país y el jueves los docentes de Bogotá y Cundinamarca llevarán a cabo una manifestación en la plaza de Bolívar de la capital.

Fecode, por su parte, está adelantando conversaciones con los partidos políticos presentes en el Congreso para que realicen gestiones mediadoras.

Cero y van dos Este es el segundo paro de maestros en el año. El primero duró cuatro días y se presentó porque los docentes exigían un incremento salarial superior al 19 por ciento fijado por el Gobierno para 1995.

En esa ocasión los maestros cedieron a su aspiración salarial a cambio de crear la Comisión para la Calidad de la Educación , que se encargaría de definir el salario profesional de los educadores al servicio del Estado a partir de 1996, y del proceso de reglamentación de las leyes 60 de 1993 (Transferencias y Recursos) y 115 de 1994 (Ley General de Educación).

Sin embargo, según Boris Montes de Oca, presidente de Fecode, estas condiciones no fueron cumplidas por el Gobierno.

Pero el tema de las conversaciones de los últimos días entre Gobierno y educadores fue el incremento de la cuantía asignada para la base salarial y los incentivos.

En este punto el Ejecutivo cedió de 300 mil millones de pesos de la propuesta inicial a 550 mil millones y después a 800 mil millones de pesos.

Además, del cien por ciento orientado a incentivos, el Gobierno admitió que el 50 por ciento fuera a incrementar la base salarial de los educadores.

El paro por regiones En la mayoría de las regiones no hay cifras oficiales, pero, según los sindicatos, el paro fue general. Asambleas, marchas y reuniones informativas con los padres de familia acompañan el cese de actividades.

ANTIOQUIA Se calcula que 1.200.000 estudiantes se quedaron sin clases después de que 28.000 educadores decidieran unirse al paro. La Secretaría de Educación informó que solo hoy tendría datos sobre el número de planteles afectados.

La Asociación de Institutores de Antioquia dijo desconocer el porcentaje real de la acogida del paro. Los maestros están siendo informados sobre el fracaso de las conversaciones con el Gobierno.

CALDAS Educadores Unidos de Caldas informó que es total el cese de actividades del magisterio en el departamento. Unos doce mil maestros de los 25 municipios habrían parado, afectando a 240 mil estudiantes. Los maestros han realizado asambleas, actividades culturales y marchas callejeras.

HUILA Unos 200 mil estudiantes de 200 establecimientos oficiales resultan afectados por el paro.

En Neiva, el paro comenzó a las ocho de la mañana con una jornada de protesta, donde participaron unos 300 maestros de los colegios oficiales del departamento.

Según la regional de Fecode el cese de actividades fue total en el Huila.

COSTA ATLANTICA Cerca de millón y medio de estudiantes de los siete departamentos de la región no tuvieron clases, luego de que los 50 mil educadores oficiales se acogieron al paro. Los maestros realizaron ayer asambleas informativas y preparan marchas para el fin de semana.

En Cartagena unos siete mil educadores marcharon por el sector amurallado, lanzando consignas contra las leyes gubernamentales.

CAQUETA Unos 60 mil estudiantes resultaron afectados por el cese indefinido de actividades de tres mil maestros.

Omar Orozco, directivo de la Asociación de Institutores de Caquetá, dijo que los maestros del departamento, también protestan por la ampliación de la planta de personal para unas 850 plazas, mayores garantías laborales en las zonas más apartadas o con problemas de orden público y construcción de planteles para secundaria.

CUNDINAMARCA Entre 300 y 400 mil jóvenes permanecen sin clases luego de iniciarse el paro. La mayoría de los maestros (14.000) pertenecen a los grados séptimo y octavo del escalafón y para ellos se pide un incremento del 105 por ciento.

SUROCCIDENTE Los 2.809 planteles oficiales de Nariño devolvieron a sus casas a unos 240 mil alumnos que se encuentran a menos de 40 días de finalizar el año lectivo.

En la Capital La mayoría de los 25.000 maestros afiliados a la Asociación Distrital de Educadores (ADE) acató la orden de paro nacional indefinido decretada por Fecode.

Según la Secretaría de Educación Distrital, no hubo clases en aproximadamente el 90 por ciento de los 1.500 establecimientos educativos oficiales que hay en la capital, entre escuelas y colegios. La situación ha afectado a cerca de 600.000 estudiantes de primaria y secundaria.

La ADE anunció que a partir de hoy se efectuarán encuentros informativos con los padres de familia, recorridos zonales y reuniones del magisterio para preparar una concentración conjunta con el magisterio de Cundinamarca.