Archivo

BANANO VIVE DÍA CRUCIAL

La agroindustria bananera estará pendiente hoy de su futuro.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Todo depende de los resultados de la entrevista que sostendrán el ministro de Comercio, Daniel Mazuera, y el representante comercial de Estados Unidos, Mickey Kantor.

Mazuera le dirá a Kantor que las compañías de ese país, Chiquita y Dole, tendrán más participación en las exportaciones colombianas. De esta manera no se justificarían las retaliaciones comerciales unilaterales de Estados Unidos.

Algunos empresarios temen que Kantor rechace la propuesta argumentando que, en últimas, su país ha luchado por el libre comercio bananero en la Unión Europea además porque favorece más a sus empresas que por un incremento de porcentajes dentro de la cuota que la UE le asignó a Colombia.

La causa del lío bananero y de las amenazas por parte de Estados Unidos se apoya en las restricciones que la UE le impuso a su mercado bananero.

Colombia y Costa Rica lograron sacarle a la UE una mayor tajada, pero las compañías estadounidenses consideraron que el arreglo entre los tres las discriminó.

Hoy se define el futuro de los productores colombianos de banano.

Daniel Mazuera Gómez, ministro de Comercio Exterior, le presentará a su homólogo de Estados Unidos, Mickey Kantor, una propuesta para resolver de una vez el conflicto bananero.

Algunos empresarios bananeros temen que Estados Unidos rechace la propuesta que hoy le presentará Colombia.Con ella se busca mejorar la participación de las comercializadoras de ese país en el mercado restringido de la Unión Europea (UE).

Los empresarios escépticos consideran que es difícil que Estados Unidos deje de lado la búsqueda de un mercado mundial bananero libre, a cambio de un incremento no considerable del porcentaje de participación de sus multinacionales en la cuota de fruta que la UE le asignó a Colombia.

Inicialmente esa cuota fue del 21 por ciento sobre 2,5 millones de toneladas de banano latinoamericano, que es lo que consumirá la UE este año.

Pero la cuota subió en abril a 24 por ciento ante la deserción de Nicaragua del Acuerdo Marco. Este país cedió su participación de tres por ciento a Colombia.

En el mundo bananero se insiste en que las compañías estadounidenses, y en general los países latinoamericanos, ganarían más con un mercado europeo libre. Por eso, también se dice, que Estados Unidos no cederá en su empeño de echar abajo las restricciones impuestas por la UE.

El ministro de Comercio Exterior, Daniel Mazuera Gómez, presentará una propuesta que le otorga más participación a las compañías estadounidenses.

Mazuera Gómez recibió el mes pasado un ultimátum de Kantor exigiendo un sí o un no en todo caso una posición concreta para saber a qué atenerse con respecto al Acuerdo Marco. De paso Mazuera fue citado a Washington a responder.

El gobierno colombiano logró maniobrar. La cita era para finales de abril. Pero se logró dilatarla para hoy, mientras las comercializadoras antioqueñas de la fruta construían la propuesta de mejorar la participación de las compañías gringas en el manejo del banano colombiano a la UE.

Suben porcentajes La fórmula que concretaron las comercializadoras antioqueñas fue la de reducir un poco su porcentaje en la cuota asignada por la UE en favor de Chiquita Brands y Dole, las transnacionales estadounidenses que pidieron a su gobierno aplicarle a Colombia y Costa Rica la Super 301 .

Chiquita y Dole, según la propuesta, quedaron con 10,9 y 10,1 por ciento, respectivamente, de la cuota colombiana. Antes tenían 6,83 y 4,36 por ciento.

Los porcentajes fueron construidos con base en las exportaciones a Europa de cada comercializadora, nacional y extranjera, en el período 1992-1994.

Unibán, la más grande comercializadora colombiana, redujo su participación en la cuota colombiana de 37,53 a 33, 8 por ciento.

Simplemente, a las compañías de Estados Unidos se les asignaron los montos que les habían quitado antes , dijo un empresario.

Lado positivo Los estadounidenses han buscado desde el año pasado abatir las restricciones que la UE le impuso al mercado de la fruta, configuradas principalmente en el Acuerdo Marco, el cual fue firmado por Colombia y Costa Rica.

En ese sentido, Estados Unidos coincide con Ecuador, Honduras, Panamá y Guatemala, naciones productoras y exportadoras, que no quisieron firmar el Acuerdo Marco y, naturalmente, quieren enterrarlo.

Pese a las dificultades y a la incertidumbre que genera el lío bananerocon amenazas de aplicar la Super 301 otros empresarios bananeros destacan la iniciativa que presentará Mazuera como una forma de colaborar para que no se afecten las relaciones comerciales con Estados Unidos.

El propio ministro Mazuera relievó la propuesta este fin de semana y dijo que no sólo beneficiaba a las compañías estadounidenses sino a otras colombianas, como Banacol, Sunisa y Eurolatina.

De todas maneras, de la respuesta que de Kantor hoy, dependerá buena parte del futuro del banano colombiano. Los exportadores rogarán para que sea positiva y se examine su viabilidad.