Archivo

LOS RUSOS QUIEREN REVITALIZAR SU INDUSTRIA

Ganar un premio Oscar ha cambiado la vida de muchas estrellas de cine. Los ejecutivos de la industria rusa del cine esperan ahora que el premio otorgado por la Academia de Hollywood a la película Quemado por el sol reavive el interés por las producciones de este país.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La industria rusa del cine, que durante siete décadas de gobierno comunista produjo millares de películas, ha enfrentado problemas cada vez más graves desde la caída de la Unión Soviética, ocurrida en 1991.

En sus mejores tiempos, los estudios Mosfilm suscitaron la admiración mundial con obras maestras como Iván el Terrible y El acorazado Potemkin, ambas de Sergei Einsenstein. Pero también mantuvieron complacido al Kremlin con cintas de propaganda como Lenin en Polonia, Historias de Lenin, Lenin en octubre y Lenin en 1918.

Abdurakhman Mamilov, subdirector de Mosfilm, dijo que el estudio apenas logra mantenerse a flote en medio del caos económico que vive Rusia. Todo el tiempo intentamos encontrar una fórmula para salir de la crisis , señaló Mamilov. Tenemos muchos problemas .

Sin embargo, Mosfilm tiene potencial, dijo, y Quemado por el sol es prueba de que los estudios rusos pueden tener un importante papel en el mundo del cine.

La película, escrita y dirigida por Nikita Mijalov, fue editada y doblada en instalaciones de Mosfilm. Mamilov y otros importantes realizadores la consideran como un indicio del brillante futuro de los estudios.

Quemado por el sol es la historia de la experiencia de una familia sobre la represión estanilista a fines de la década de 1930. En la cinta actúan el propio Mijalkov y su hija, Nadia.

Su éxito demuestra que la industria cinematográfica rusa está viva y que tiene futuro , señaló Mamilov. No va a solucionar nuestros problemas financieros, como la inflación, pero creo que el éxito de la película va a estimular el interés en Mosfilm y en sus profesionales .