Archivo

SEÑORES, EL CLÁSICO NO SE PUEDE EMPATAR

Cali y sus alrededores respira con dos acontecimientos: el VII Festival Internacional de Arte y con el clásico futbolero que sostendrán, mañana, en el gramado del Pascual Guerrero, Deportivo Cali y América.

06 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Este duelo es diferente a los anteriores porque ambos se juegan la posibilidad de disputarle al Atlético Junior, líder del certamen, el título del 95.

Los diablos, en la presente temporada, acumulan 8 triunfos, 7 empates y 3 derrotas. Ha convertido 28 goles y ha permitido 21 para 31 puntos.

Los azucareros, después de su victoria ante el Tolima, en Ibagué, viven momentos de euforia y más al tener, en el tablero de posiciones, 7 victorias, 10 empates y 1 derrota. 29 goles a favor y 20 en contra y un total de 28 unidades.

Mañana, ningún aficionado al fútbol quiere quedarse en casa. En las filas del onceno que orienta Fernando El Pecoso Castro el entusiasmo es enorme.

Tenemos confianza en lo que vamos a exponer en la cancha , dice Miguel Calero, arquero del Cali.

Sin embargo, los azucareros no podrán tener en la línea titular ni a Andrés Estrada, volante, ni al defensa Hebert Palacios por acumulación de tarjetas amarillas.

Los escarlatas, en cambio, tendrán a Wilmer Cabrera si así lo determina el técnico Diego Edison Umaña.

Domingo de clásico. En cada esquina el tema preferido es hablar de esta nueva versión del duelo de los equipos caleños que intervienen en el rentado nacional.