Archivo

NUEVO ESCÁNDALO SACUDE AL PSOE

A veinte días de que en España se realicen elecciones municipales y autonómicas, el ambiente político español fue sacudido ayer por la vinculación judicial de varios militantes socialistas, banqueros y empresarios a un proceso por presunta financiación irregular del partido de gobierno.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En el auto de procesamiento dado a conocer ayer por Marino Barbero, magistrado del Tribunal Supremo, se inculpa entre otros al exsecretario de finanzas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Guillermo Galeote, el exsenador Josep María Sala, y el exdiputado Carlos Navarro. Entre los excluidos del sumario figura el subsecretario general del partido, Alfonso Guerra, el segundo de a bordo después del secretario general, el actual presidente del gobierno, Felipe Gonzalez.

Durante los tres años y medio que ha tardado la instrucción del sumario han comparecido personas como el presidente del Banco Bilbao Vizcaya, Emilio Ybarra, así como Luis Olivero y Alberto Flores de una empresa de asesoría, con cuyo nombre se ha bautizado el proceso: Caso Filesa .

Presuntamente, a través de dicha empresa los socialistas habrían recibido cientos de millones de pesetas como pago a la elaboración de estudios e informes que nunca aparecieron y que presumiblemente se destinaron a financiar las actividades políticas del PSOE.

Un contador furioso La trama se remonta a 1991 y parte de una denuncia laboral. Un contador de Filesa decidió tirar la manta luego de que la empresa se negara a pagarle una indemnización por haberlo despedido.

Como en las revelaciones del contador aparecían implicados diputados socialistas, partido que gobierna España desde 1982, el asunto llega al Tribunal Supremo que es el órgano judicial competente para investigar a congresistas, cubiertos por la inmunidad parlamentaria. Desde ahí el caso es asumido por el magistrado Barbero quien inicia la instrucción en noviembre de 1991, periodo en el cual realiza intervenciones en bancos y empresas en búsqueda de los informes que estos habrían ordenado a Filesa sin que hasta el momento se haya podido comprobar la existencia de ninguno de ellos.

Ademas, Barbero, registra en dos oportunidades la sede del PSOE en Madrid, ubicada en la calle Ferraz, dando origen a una pugna entre el magistrado y el Partido Socialista que llevó al primero a acusar al partido de obstruir la justicia. Por eso no sorprende que ayer Barbero haya manifestado que no ha sido fácil mi caminar .

Según el ministerio de Hacienda, Filesa recibió cerca de 1.000 millones de pesetas, unos 6.500 millones de pesos por informes que nunca se llegaron a realizar.

Tratando de calmar un creciente malestar popular, Felipe Gonzalez prometió en marzo de 1993, ante los estudiantes de la universidad de Madrid, que asumiría la responsabilidad política si se llegaba a ser vinculado en el caso. Ayer el presidente se limitó a comentar que ya era hora de que el juez la apertura del caso.

Coincidencias electorales En todo caso, el presidente y el PSOE no son los únicos en la mira de la opinión pública. Periodistas resaltaron con suspicacia el hecho de que la decisión del juez Barbero se produzca a escasos días de las elecciones autonómicas y municipales y recordaron que su anterior gran revelación sobre el Caso Filesa, se produjo también en víspera de elecciones: el año pasado, justo antes de los comicios europeos celebrados en junio.

Para el PSOE es clara la intención del La coincidencia de las actuaciones judiciales con las elecciones es interpretada como una forma del juez de influir en política. Josep María Sala, uno de los implicados declaro ayer que cuando se acercan las elecciones siempre aparece una noticia vinculada a este tema .

Después de conocerse el auto de procesamiento dictado por el magistrado se debe esperar a que el juez resuelva a través del juicio oral quienes de los inculpados se sentaran en el banquillo como acusados.

El PP tiene la ventaja Madrid (Efe) El conservador Partido Popular (PP), principal de oposición en España, supera en más de doce puntos al gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la intención de voto para las próximas elecciones municipales y autonómicas, dijo ayer el líder del PP, José María Aznar.

El próximo día 28, los españoles acudirán a las urnas para elegir alcaldes de municipios y diputados de los parlamentos de trece de las 17 comunidades autónomas (regiones).

En una reunión con un grupo de periodistas, el líder conservador afirmó que los datos de que dispone el PP, anteriores al atentado que sufrió el 19 de abril pasado, indican que su ventaja es muy amplia sobre el PSOE y que se mantiene estable desde las elecciones europeas de junio de 1994.

Se espera que el escándalo de Filesa y el carrobomba de ETA contra Aznar a finales de abril, aumenten la ventaja del PP.