Archivo

TODO UN AIRE DE RADIODIFUSIÓN

El mexicano, Andrés García Lavín, entregó ayer la presidencia de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), después de tres años de estar en el puesto. Además de ser dueño de emisoras, canales de televisión y medios impresos en México, fue presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). EL TIEMPO habló con él:

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Exactamente, qué es la AIR? La AIR es una asociación de radiodifusores privados de radio y televisión que aglutina un poco más de 16.000 miembros en América y Europa. Trabaja con socios, que son las cámaras o asociaciones de radidifusión de cada país y con emisoras y estaciones individuales.

Su objetivo es la defensa de sus asociados, especialmente en la libertad de expresión y de cualquier situación donde se sientan atacados o lastimados por un gobierno o por cualquier otro elemento. Incluso puede intervenir cuando un colega de un país lastima a otro.

En estos casos nosotros intervenimos para solucionar el problema.

Qué capacidad tienen de imponerle decisiones a los asociado? Nosotros somos una orgnización no gubernamental, y por lo tanto no tenermos la capacidad de imponer alguna disposición. Trabajamos como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que tampoco impone decisiones, sino que confía en la honradez y verticalidad para solucionar los conflictos. Claro que generalmente los gobiernos y asociados optan por atendernos.

A ustedes no les preocupa la unión entre el poder económico y los medios radioeléctricos. No creen que en estos casos hay autocensura y manejo de la información? Lo que siempre buscamos es que la información sea objetiva, total y no esté restringida por un grupo, sino que sea los más abierta posible. Esa es la fórmula para que la información sea más clara.

No tenemos legislación contra algún grupo económico o de poder, porque también consideramos que estos han sido importantes para el desarrollo de las telecomunicaciones. Ese es nuestro punto de vista.

Cómo ve la AIR el Estado actual de la radio y la televisión en América Latina? Desafortunadamente en los últimos tres o cuatro años hemos encontrado que las nuevas tecnologías se están desarrollando con más rapidez que la facilidad para obtenerlas. Son tecnologías que quedan obsoletas en muy corto tiempo y cada vez salen más y mejores equipos.

Ese es un problema muy serio, que ha originado que muchos radiodifusores estén a la espera de que venga una tecnología compatible que pueda empezarse a adquirir. Probablemente el camino será el cambio de tecnología analógica a digital.

Y en televisión ? Igual, la televisión digital y de alta definición serán el futuro de este medio.

Por qué les importan los canales comunitarios? El año pasado tuvimos problemas con las radios comunitarias. Nosotros estamos dispuestos a ayudarlas, pero siempre y cuando estén registradas y cumplan con la ley. No estamos de acuerdo en piratas disfrazados de comunitarios que se meten en frecuencias de estaciones establecidas, como ocurre con más de 1.600 estaciones en Sur América.

Eso mismo ocurre en televisión? En este medio hay muchos piratas disfrazados de teve-cables, que compran un transmisor, una antena y distribuyen la señal por cable a un cierto número de abonados. No tenemos inconvenientes con las parabólicas, pero siempre y cuando estén legalizadas.

Qué opina de la nueva Ley de Televisión que tiene Colombia? Pienso que fue un gran paso, al acordar y otorgar concesiones privadas, y será para el bien de la comunidad.

Y que opina sobre el derecho de rectificación que impuso la nueva Ley de Televisión? Este punto será estudiado por una de las comisiones de la AIR, pero creemos que es otro punto peligroso para la libertad de expresión, porque por ejemplo en Argentina se trató de imponer un derecho de réplica, en el que si alguien creía que un artículo o una noticia era mala para él, tenía derecho a demandar al escritor y se le podían imponer sanciones hasta de seis meses de cárcel.

Afortunadamente no se aplicó esta ley porque todos intervenimos en contra, pero esas son las situaciones que tratan de imponer países democráticos.

No es muy difícil el tema jurídico en materia de telecomunicaciones, sobre todo cuando ya no hay fronteras ni líneas territoriales? Es un problema muy serio, y puedo casi que asegurarle que ningún país del mundo tiene legislación sobre este tema y sobre nuevas tecnologías, porque lo que hizo para una tecnología X, al otro día es Y, y ya no sirve para X. Es tan rápido el cambio que nadie tiene este tema al día.

Otro tema de preocupación mundial es el de los derechos de autor, por qué? En derechos de autor hay una confusión mundial. Vengo de la VIII Conferencia Mundial de Uniones de Radiodifusión, y hay mucha diferencia de opiniones. Mientras alguna gente estima que en lugar de pagar derechos deberíamos recibir plata por servir de medio para que los autores y cantantes se den a conocer, estos dicen que si no producen, nosotros no transmitimos y no ganamos dinero... ese es un problema, pero sí se pagan los derechos de autor.

Como ve la AIR la situación de la libertad de prensa en América Latina, en lo que tiene que ver con la radio y la televisión? Creo que últimamente la libertad de prensa es más amplia en el mundo, pero desafortunadamente muchos gobierno que se han considerado democráticos han cambiado las constituciones y las leyes, imponiendo situaciones que afectan la libertad de expresión.

Este es el caso de Venezuela que con la imposición de una colegiatura, en la que nadie puede escribir en un periódico o ser periodista sin tener título profesional y estar asociado a un colegio. Este tipo de imposiciones son las que nosotros consideramos que afectan la libertad de expresión En Colombia han visto algún problema contra la libertad de prensa o han recibido alguna queja? El Colombia lo único que creemos que se puede estar afectando es la libertad comercial, que es parte de la libertad de expresión, con el proyecto de ley 173 que limita la publicidad de cigarrillos y tabaco en los medios de radiodifusión. En Colombia ya se tienen definidos los horarios para la publicidad de estos productos a través otras normas, y pensamos que este proyecto trae más restricciones.

Además de Venezuela y Argentina, qué otros países están faltando a estos principios? Nos preocupa mucho la colegiación en Costa Rica, donde también obligan a los periodistas ser profesionales y estar asociados a un colegio... con eso no hay libertad completa.

Pero entonces, ustedes se oponen a la profesionalización en los medios radioeléctricos? Nosotros estamos muy de acuerdo en que se profesionalice, pero no a la fuerza. Que haya libertad, porque si a la fuerza tengo que afiliarme y estudiar, ya no hay libertad.