Archivo

LA FECUNDACIÓN CON ESPERMATOZOIDES INMÓVILES

Una nueva técnica de fecundación in vitro , que ha permitido el nacimiento de quinientos niños está trastocando todos los conceptos biológicos básicos que los científicos tenían sobre los mecanismos de fertilización. La razón es que la obtención de esos embarazos se ha realizado con la introducción de un sólo esperma inmóvil, por tanto aparentemente muerto, en el citoplasma de un ovocito humano por técnicas de microinyección.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La nueva técnica es llamada Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ISCI). Aunque comenzó a aplicarse en 1992, no fue hasta el reciente Congreso Internacional sobre fertilización in vitro celebrado en Viena donde los científicos han debatido los resultados obtenidos con la técnica, que logra la fecundación en el 50 por ciento de los casos.

Lo revolucionario no es la técnica en sí, ya que la introducción de material genético en organismos unicelulares por microinyección se viene realizando en biología molecular desde hace varios años, sino el resultado: la fertilización.

La forma en que la fecundación ocurre va a obligar a cambiar conceptos biológicos que se creían básicos, respecto a la interacción espermatozoide/ovocito y los mecanismos de fertilización. Por ejemplo, se pensaba que los espermatozoides habrían de superar obligatoriamente, para lograr capacidad fecundante, un proceso de maduración y capacitación.

Hasta ahora se asumía que sólo los espermatozoides móviles serían los únicos con capacidad para penetrar la zona pelúcida que rodea al ovocito. Todos estos conceptos han de ser revaluados al haberse logrado gestaciones por inyección intracitoplasmática con espermas inmóviles e inmaduros.

Las personas que más pueden beneficiarse de esta técnica son todos los varones con deficiencia en la producción de espermatozoides. No importa si el problema es de origen anatómico (obstrucción o ausencia del conducto deferente), endocrinológico (FSH elevada) o de cualquier otro tipo, ya que el material espermático se obtiene por biopsia testicular.