Archivo

EL FIAP: BUENA COSECHA CRIOLLA

Para Colombia la última edición del Festival Iberoamericano de la Publicidad fue en términos deportivos muy fructífera ya que los colombianos se llevaron nueve premios.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los galardones para las agencias colombianas fueron los siguientes: Marca Lintas obtuvo la medalla de bronce por su comercial de televisión para Asocolpan; Leo Burnett ganó uno de oro por su comercial de Noel y uno de bronce por su trabajo para Toyota; Propaganda Sancho ganó uno de plata por su trabajo a nivel gráfico para General Motors y dos de bronce por el comercial de neveras Polarix y el de El Espectador; J. Walter Thompson ganó uno de bronce por su trabajo con Colseguros para su producto Autotal; Mc Cann Erickson otro de bronce por el comercial de BDF de Colombia y LCA Becassino por su trabajo para la emisora La Mega.

La participación de Colombia es destacada ya que países como Argentina, Brasil, España y Chile inscribieron cerca de 700 trabajos, Colombia solo lo hizo con 161. En ese sentido José Miguel Sokoloff, el único el representante colombiano en el jurado internacional aseguró que de haberse inscrito más trabajos, especialmente en la parte gráfica y de radio, Colombia habría ganado más premios.

En el ranking de los más premiados los colombianos ocuparon el sexto lugar después de Brasil, España, Argentina, México y Uruguay. Colombia superó a Chile, que en los últimos años siempre había ocupado alguno de los cinco primeros lugares. El descenso de ese país se debe a las restricciones que se han aplicado en materia de políticas comunicacionales en los últimos años.

De acuerdo con algunos de los participantes, no se identificaron nuevas tendencias en la publicidad iberoamericana. Las ideas claras y sencillas fueron la regla general. También siguió primando el humor como recurso para atraer la atención de los consumidores.

Pero no solo obtuvieron reconocimiento las piezas premiadas. Los comerciales del Ministerio de Salud, de QAP y de la Fundación Cardioinfantil fueron muy bien comentados por los miembros del jurado. Algunos de los participantes aseguraron que Colombia comenzó a marcar su propia identidad publicitaria, aunque todavía se ve mucha influencia del estilo español.