Archivo

DAN VÍA FÉRREA AL CARBÓN DE LA LOMA

La vía entre La Loma (Cesar) y el puerto de Ciénaga (Magdalena) comenzará a ser reconstruida esta semana, y se convertirá en uno de los tramos férreos más importantes para el futuro económico del país, pues por allí se transportarán más de 220.000 toneladas de carbón mensuales con destino a los mercados externos.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Se trata de la vía de transporte que utilizará la multinacional norteamericana Drummond para movilizar el mineral desde el yacimiento hasta el puerto de embarque, construido por la propia compañía en un año.

El próximo jueves la Empresa Colombiana de Vías Férreas (Ferrovías) y la constructora brasileña Odebrect firmarán en Santa Marta el contrato de iniciación de obras para recuperar los 220 kilómetros que separan la mina del terminal marítimo.

En el acto estarán el propio jefe del Estado, Ernesto Samper Pizano, el presidente de Ferrovías, Jaime Ramos, y el presidente en Colombia de la Drummond, Augusto Jiménez.

Precisamente el jueves por el puerto de Ciénaga saldrá el primer gran embarque con 30.000 toneladas de carbón.

Según las proyecciones, este año la Drummond exportará 3 millones de toneladas del carbón de La Loma, pero una vez se haya rehabilitado por completo la línea férrea tendrá capacidad para aumentar sus despachos al exterior a 14 millones de toneladas anuales a finales del siglo.

La historia Aunque para esta época esa vía férrea ya debía estar recuperada, pues así se había comprometido Ferrovías con la Drummond en 1989, el retraso en las obras comenzó a presentarse desde el mismo momento en que se adjudicó la licitación respectiva.

Esta fue ganada por la empresa constructora que incluyó dentro de su paquete de financiación el otorgamiento de un crédito de 80 millones de dólares por parte del Banco do Brasil, el más importante de ese país.

Con el aval del Ministerio de Hacienda, Ferrovías intentó los trámites necesarios para conseguir el préstamo pues tenía unas condiciones financieras blandas.

Sin embargo, el Banco brasileño puso tal cantidad de objeciones y requisitos para otorgarlo, que después de dos años el Gobierno colombiano desistió de su consecución.

En vista de la necesidad que el país tenía de rehabilitar el tramo férreo, el actual presidente de Ferrovías planteó la posibilidad de buscar un crédito interno para asegurar la financiación de la obra y arrancar los trabajos.

El pasado mes de marzo el Ministerio de Hacienda aprobó la solicitud y avaló un préstamo interno por 80 millones de dólares que le da vía libre al proyecto.

A partir del próximo jueves, la constructora brasileña tendrá un plazo de 18 meses para reconstruir la vía.

Con ese modernización, a finales de 1996 varios trenes carboníferos compuestos por 102 vagones podrán circular diariamente a una velocidad superior a los 70 kilómetros por hora.

Según un contrato firmado entre la Drummond y el Gobierno colombiano en 1989, la multinacional tiene 30 años para operar ese corredor férreo y para explotar la mina de La Loma.

En ese yacimiento se estiman unas reservas probadas de carbón por 450 millones de toneladas, de las cuales 230 serán extraídas por la Drummond hasta el año 2019.