Archivo

EL JUEGO DE LAS TARJETAS CIUDADANAS

Desde hoy se pondrá en práctica el llamado juego de las tarjetas cívicas, inventado por el Alcalde Mockus para ver de organizar por las buenas el complicado tránsito de la capital, puesto en desbarajuste por el desorden y las infracciones permanentes. Trescientos mil ciudadanos podrán recibir esas tarjetas, para que en el tablero de juego de la ciudad muestren las rojas a quienes infrinjan las normas o incurran en infracciones del tránsito, y las blancas a quienes se desempeñen correctamente.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Desde luego lo más importante, además de la cooperación ciudadana, es que aquellos conductores o también transeúntes a quienes se muestre la tarjeta roja, no se hagan los desentendidos, sino que con humildad, con sentido ciudadano, se propongan replantear sus actitudes, para no incurrir de nuevo en la infracción que les ha sido señalada. Todo debe ser una muestra de verdadera educación cívica, que ojalá no sea interferida por las habituales muestras de agresividad.

A este propósito valdría la pena hacer una observación, en el sentido de que la muestra de las tarjetas debería extenderse a otras actividades y otras dependencias. En este caso la primera tarjeta roja debiera ser para la Dirección de Impuestos Distritales, que no ha enviado hasta ahora a quienes deben pagar el impuesto predial los formularios correspondientes, a pesar de que falta menos de un mes para que se venza el plazo de pagarlo con descuento del 15 por ciento. Será, se preguntan los contribuyentes, que la demora es deliberada, para que nadie pueda aprovecharse del mayor descuento por pago oportuno?