Archivo

MOCKUS SE CALIFICÓ CON TARJETA ROJA

Por problemas de impresión, las 300.000 tarjetas por medio de las cuales los conductores bogotanos opinarán sobre el comportamiento de sus colegas de ruta, sólo podrán conseguirse en las bombas de gasolina, supermercados y centros comerciales a partir del viernes y no hoy como se había informado en un principio.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Diego Aguayo, propietario de una de las agencias de publicidad que participaron en la elaboración del juego del Sentido Común, explicó que, dada la demora, la impresión de las tarjetas blancas y rojas, se hizo un tiraje provisional de 20.000, que ya está en manos de la ciudadanía.

Buena parte de ellas fueron entregadas ayer durante el lanzamiento de este juego ciudadano en el Autódromo de Tocancipá que contó con la asistencia del alcalde Antanas Mockus y el director del Instituto Distrital de Cultura y Turismo (IDCT), Paul Bromberg.

Mockus, a quien los asistentes le dieron la bienvenida mostrándole el lado blanco de la tarjeta, se puso la camiseta de buen ciudadano y dijo que espera que en las calles se utilice más la cara blanca que la cara roja de la tarjeta.

Después de que un grupo de mimos y de conductores voluntarios representaran posibles situaciones que ameritan el uso de la tarjeta haciendo énfasis en los malos comportamientos más frecuentes en las vías bogotanas, Mockus consideró que hay que tenerla mucho más guardada y sacarla en el momento oportuno .

De otra parte, dijo que su administración también está dispuesta a poner para merecerse la tarjeta blanca. En este sentido, indicó que seguiremos con ánimo encontrando nuevas fuentes de financiación para el mejoramiento de la infraestructura vial y anunció que esta semana comenzará a actuar en las calles un contingente de 150 agentes con una formación diferente . Dijo además que se podría activar la policía cívica de tránsito .

Sin embargo, para calificar su desempeño durante el tiempo que lleva en la administración, optó por sacarse dos tarjetas rojas; una con el pulgar hacia abajo y otra con el pulgar hacia arriba. Es que esta tarjeta no tiene dos, sino cuatro caras. En las tarjetas para peatones vamos a tratar de resolver esos problemas , explicó.

Paul Bromberg, el conductor de los juegos ciudadanos dijo al respecto que lo importante es el color y prefirió sacarse por lo pronto la tarjeta de medio lado , es decir, ni roja ni blanca, porque hemos tenido muchos problemas económicos .

Las cuatro empresas patrocinadoras (Fiduciaria Alianza, Delima, Pilas Varta y Fenalco) han corrido hasta ahora con los gastos de esta campaña ciudadana que suman 60 millones de pesos. Sólo la elaboración de las 300.000 tarjetas valió 24 millones, según informó una ejecutiva de Michel & Molina, la otra agencia publicitaria participante, quien agregó que si hay otras empresas interesadas en unirse a la campaña para sacar más tarjetas, ellos estarían dispuestos a vender los derechos de autor.