Archivo

LIBERALISMO, UNA SEMANA AL ROJO VIVO

Esta será una de las semanas políticas más calientes para el liberalismo y para la actividad que se desarrolla en el Congreso de la República.

08 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La tan anunciada junta de parlamentarios del partido de gobierno, convocada para el miércoles, mantiene a la expectativa. Es previsible que el normal desarrollo de la agenda legislativa se vea afectado, como quiera que en las comisiones hacen tránsito importantes proyectos de ley.

Se sabe que durante el pasado fin de semana los contactos entre parlamentarios liberales fueron más intensos que de costumbre, pues varias de las propuestas que se espera analizar en la junta parlamentaria, irán respaldadas por bloques de congresistas.

El debate de fondo, sin embargo, estará concentrado en la difícil situación que atraviesa la actual mesa directiva del partido (en cabeza de los senadores Juan Guillermo Angel y Piedad Córdoba, quienes han tenido que soportar duras críticas por parte de sus colegas), y en la convención de junio.

A esto se agregan los cuestionamientos hechos al secretario general del liberalismo, Luis Prieto Ocampo, y al Consejo Etico de la colectividad, por ratificar la suspensión de ocho congresistas a quienes la Corte Suprema de Justicia examinará su conducta, pese a la solicitud de revocatoria que varios de ellos habían presentado para que la medida no tuviera efecto, hasta tanto sean condenados en juicio.

Andrés González, miembro del Consejo, dijo que no se trata de una disposición definitiva sino temporal, mientras se aclara la situación de los dirigentes.

Comisiones preparatorias Frente al tema de la convención, ayer se conocieron nuevas reacciones.

El ex alcalde de Bogotá, Julio César Sánchez, dirigente político de Cundinamarca, dijo que antes de convertir la convención en un escenario para dirimir pugnas políticas, es necesario llegar con una agenda clara sobre los temas que afectan al país y al partido.

Para ello, sugirió la creación de cuatro comisiones preparatorias que analicen temas como la paz, la autoridad y las prioridades sociales que requieren los ciudadanos, y las reformas que reclama con urgencia el liberalismo.

La convención hay que prepararla con cuidado, y como estamos contra el reloj, pues aplacémosla, pero no lo hagamos por temor sino por conveniencia , expresó.

Sánchez agregó que de la convención también se esperan fórmulas concretas para que la administración del presidente Samper tenga la órbita que requiere y necesita .

No podemos jugar a la cuerda floja y sin malla, o al tapen, tapen... pero tampoco seamos insolidarios con un gobernante que no se inventó el narcotráfico, ni la crisis que vive el país , subrayó.