Archivo

LA ORGANIZACIÓN, UNA CONTRARRELOJ

Con el lema acuñado por Germán Villegas Villegas, gobernador del Valle, Los I Juegos del Pacífico somos todos , se trabaja para la realización de este certamen que reunirá, de acuerdo con el Comité Organizador, y según el censo al cierre de inscripciones ordinarias, deportistas de treinta naciones, número se puede superar.

07 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Pacífico-95 se iniciará el 23 de junio y concluirá el 3 de julio, en Cali, con subsedes en Buenaventura, Popayán, Pereira, Manizales y Armenia. Se competirá en atletismo, béisbol, boxeo, ciclismo, patinaje, gimnasia, judo, lucha, voleibol, levantamiento de pesas, natación, nado sincronizado, clavados y waterpolo.

Para las ciudades involucradas en la organización del certamen, el simple hecho de participar en la cita constituye un éxito, porque significa la renovación de los escenarios. Y para el país entero, es una oportunidad casi única, que le permitirá mostrar su verdadera cara al resto del planeta.

Veamos un balance de lo bueno, lo malo y lo feo de lo que puede significar la celebración de estos I Juegos del Océano Pacífico: Lo positivo 1. Acercamiento comercial, cultural y deportivo con los países de la cuenca del océano Pacífico, en especial con los asiáticos y su gran poderío económico. Para invitar al Japón, a la República Popular de China y a Rusia, entre otros, se enviaron comisiones a motivarlos a conocer Colombia.

2. La recuperación de todos los escenarios deportivos de Cali que, desde la época de los Juegos Panamericanos en 1971, no registraban inversiones de mantenimiento de gran valor. Solo se hacían reparaciones a medias, por falta de dinero.

3. La compra de elementos de medición, cronometraje e implementación para las disciplinas que estarán en acción durante Pacífico-95.

4. Se renovó el espíritu deportivo de la región en los distintos estratos, después de un adormecimiento prolongado.

5. La calidad de los atletas que representarán a seis de las 11 primeras naciones en los pasados Juegos Olímpicos realizados en Barcelona (España). La Federación de Atletismo de Estados Unidos ratificó que enviará a Mike Powell, encabezando el equipo deportivo. Se asegura, además, que vendría Carl Lewis. Powell sorprendió al mundo con su salto largo de 8,95 metros durante el Mundial de Tokio (Japón), en 1991.

6. La ciudadanía tendrá acceso masivo a los escenarios. Se realizan visitas a las empresas para que estas adquieran y entreguen a sus empleados las boletas a los espectáculos programados durante los Juegos.

7. El sí que dieron las naciones para enviar a sus delegaciones deportivas. En principio estaban temerosas por la imagen que tiene Colombia en el exterior. Sin embargo, ese miedo inicial cedió ante las razones de la clase dirigente encabezada por Jorge Herrera Barona, actual presidente del Comité Olímpico Colombiano, y del ex gobernador del Valle, Carlos Holguín Sardi, gestor de este certamen.

8. El hotel Torre de Cali, por intermedio de su actual presidente, Andrés Echeverry, cedió dos pisos de sus instalaciones para organizar el centro integrado de telecomunicaciones y prensa.

9. Los torneos de judo y gimnasia de los I Juegos del Océano Pacífico darán cupos a los Juegos Olímpicos de Atlanta-96.

Lo malo 1. La deficiente comercialización. Los encargados de esta labor solo despertaron hace unas semanas y en tal sentido cojea la organización, porque los dineros han provenido exclusivamente de aportes gubernamentales.

2. Faltó tiempo para enterar convenientemente a la ciudadanía sobre lo que son los Juegos del Pacífico. Por ser una invención nacional, todo el trabajo de difusión se realizó en el exterior, buscando con ello convencer a los países invitados a creer que era posible hacer realidad este sueño.

3. Se tuvo un presupuesto limitado de 15 mil millones de pesos, que no alcanzó para realizar remodelaciones totales en los escenarios, especialmente en lo referente a sonido e iluminación.

4. Las polémicas de algunos dirigentes de Buenaventura, encabezados por su alcalde, José Félix Ocoró Minotta, quienes buscaron la construcción de una Villa Deportiva que en ningún momento había sido ofrecida por el Comité Organizador de Pacífico-95.

5. Ha faltado coherencia en la labor publicitaria. No ha existido un verdadero plan de difusión y, por lo tanto, los medios masivos han sido indiferentes hacia este certamen, que reunirá a cerca de 1.600 deportistas.

Lo feo 1. La continua queja de los entrenadores colombianos que tendrán bajo su responsabilidad la escogencia de los deportistas que estarán en los Juegos. Mire, ni la Federación de pesas ni Coldeportes ni el Comité Olímpico Colombiano han trazado un plan de preparación para este certamen. Solo han dicho que estarán los deportistas que fueron a los Panamericanos que se realizaron en Mar del Plata , reiteró Jaiber Manjarrés, técnico de esa disciplina. Así no se puede manejar la representación de un país y más cuando está organizando la fiesta .

2. Los trabajos realizados por la Junta de Deportes del Valle en las piscinas Panamericanas. Alguien dijo que lo último en Europa era quitarle el enchape y pintar, como en Estados Unidos, las paredes. Se trajo la pintura especial pero esta se descascaró . Se perdieron, en el ensayo, cerca de 200 millones de pesos sin contabilizar el tiempo en que estuvieron cerradas las piletas. Al final, se volvió a poner el azulejo.

3. Las actitudes displicentes de Gerardo Zúñiga Paredes, director de los Juegos, hacia los medios impresos y radiales. Solo le interesa aparecer en los noticieros o informes de la televisión.

4. La lucha contrarreloj que tienen los encargados en la reconstrucción del velódromo. Han debido adicionar turnos a los empleados que terminarán el techo.

5. La sociedad comercial y deportiva de los clubes profesionales Deportivo Cali y América no ha concretado la compra de un tablero electrónico para un estadio de la categoría del Pascual Guerrero. Hace pocos meses anunciaron que traerían un tablero desde Tokio y ahora se gestiona uno de fabricación mexicana, con tecnología estadounidense.

6. El estado actual de la silletería del estadio en la tribuna de preferencia.

Los hoteles En Pereira se harán los torneos de voleibol femenino, clavados y polo, en el coliseo Rafael Cuartas Gaviria y en la Villa Olímpica Hernán Ramírez Villegas. Los deportistas serán alojados en los hoteles Soratama, Gran Hotel, Torreón y Villa Mónaco.

Buenaventura se realizará el boxeo. Se utilizarán los hoteles Estación y las Gaviotas.

A Popayán se le designó el judo. Las delegaciones llegarán a los hoteles Monasterio, Chayaní, Camino Real y Hostería Santodomingo.

En Armenia se programó la gimnasia rítmica. Las delegaciones se alojarán en el hotel Zuldemaida.

Manizales hará el torneo de lucha. Carretero y Las Colinas fueron escogidos como hoteles.

Cali, sede principal, utilizará el Intercontinental, Torre de Cali, Valle Real, Dann, Santiago de Cali, Aristi, Casa Champagnat, Americana, Imperial, La Merced, Ciat, Don Jaime y Casa Pastoral, en Palmira.

En la capital vallecaucana se cumplirán atletismo, béisbol, ciclismo (pista y ruta), gimnasia artística, natación, nado sincronizado, levantamiento de pesas y voleibol masculino.

Las inversiones Pascual Guerrero: $ 424.424.000. Nuevo alumbrado y, por consiguiente, reconstrucción del sistema eléctrico.

Piscinas Panamericanas: $ 206.505.324. Construcción de ocho cabinas para radio con todas sus salidas eléctricas y telefónicas. Se instaló un equipo de bombeo de la planta de tratamiento de agua.

Gimnasio El Pueblo: $ 422.395.192. Se remodeló totalmente.

Coliseo de Buenaventura: $ 189.808.683. Se remodeló.

Diamante de béisbol José J. Clark: $ 483.601.054. Se remodeló y se dotó de iluminación.

Piscinas Alberto Galindo: $ 149.373.577. Se remodelaron.

Gimnasio Evangelista Mora: $ 124.282.785. Se reconstruyó la cancha auxiliar para baloncesto, se hicieron camerinos y graderías para la cancha auxiliar de patinaje, se instaló iluminación de la cancha principal de baloncesto y las graderías.

Velódromo Alcides Nieto Patiño: $ 1.401.580.000. Se remodeló completamente. Se instala pista de madera y se construye la cubierta.

Gimnasio de voleibol: $ 201.408.537. Se remodeló.