Archivo

COMO LA PRIMERA EXPERIENCIA

Es como cuando uno de sardino, inexperto en cuestiones de galantería y de amor, invita por primera vez a esa niña que no solo lo hace suspirar, sino que también lo atormenta por las noches, le causa nerviosismo con su presencia y hace que se le traben los cables .

07 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Porque usted puede preparar el libreto, aprendérselo de memoria, copiar el mejor modelo de un experto exitoso, ponerse la pinta dominguera, pero todo se derrumba apenas ese amor platónico sonríe. Y toca improvisar, algo que implica un serio riesgo: o la embarra y, entonces, esta se convierte en su primera y última cita, o acierta y puede ser el comienzo de un idilio que marque su vida.

Esa sensación, por la que todos pasamos alguna vez, es similar a la que experimentan desde hace dos años los directivos colombianos, del deporte y de la política, que se metieron en el lío de impulsar esa quijotesca aventura que son los Primeros Juegos del Océano Pacífico.

El problema de una justa de esta clase, que no es regida por ningún organismo, es que se cumple por invitación. Entonces, el éxito depende de la buena voluntad de los invitados. Por un lado, si deciden aceptar; y, por otro, si toman en serio su participación, o viene solo a cumplir , dijo Jorge Herrera Barona, presidente del Comité Olímpico Colombiano (COC), durante la presentación del certamen en Bogotá.

Podrían ser el segundo eslabón de la cadena olímpica, detrás de los Juegos y por encima de los Panamericanos, si se les da la importancia. Eso significa qué delegación envía cada país, si los mejores de que dispone o equipos de segundo y tercer nivel , afirmó Alberto Ferrer, gerente del COC.

Existe el compromiso de venir con nóminas representativas. Sin embargo, debemos ser conscientes de que eso cada vez es más difícil. El calendario internacional todos los años está más apretado, en especial en la temporada previa a los Juegos Olímpicos. Y ese es el caso de 1995. Lo más seguro es que países como Estados Unidos, Canadá o Australia no traigan lo mejor de lo mejor, pero en todo caso su deporte es de tan buen nivel que inclusive un el tercer equipo es competitivo , agregó Ferrer.

Algo que también podría complicar a los países para reunir a sus mejores exponentes es que en los Juegos del Pacífico se irá en contra de la tendencia mundial, que pone énfasis en el deporte individual, y se intentará atraer al público con disciplinas colectivas.

Boxeo, ciclismo, atletismo, patinaje y levantamiento de pesas van a ser los deportes estrella, los que capten la atención de los aficionados. No cabe duda que hace falta el fútbol, que tiene muchos adeptos en Colombia. Pero el espectáculo está garantizado , aseguró el dirigente.

No obstante las anteriores consideraciones, el éxito o el fracaso deportivo de los Juegos del Pacífico radica en los países participantes. Del nivel panamericano, por ejemplo, quedan excluidas potencias regionales como Cuba, Jamaica y Brasil, que no poseen costas sobre el océano, y Argentina, que se excusó de asistir por razones económicas. Sin embargo, estos son remplazados por representantes de la categoría de Rusia, Australia, China, Japón, Corea del Sur, de destacada figuración en los Olímpicos de Barcelona-92.

Se da cuenta? Usted puede haber vencido el miedo a hablarle a ese bello tormento, también consiguió que aceptara su invitación, habló con los que saben y preparó un plan detallado, escogió el lugar romántico ideal y se vistió con la pinta conquistadora. Pero nada de eso le garantiza el éxito...