Archivo

NO HABRÍA MÁS CONTROLES A PUBLICIDAD DE CIGARRILLOS

El ministro de Comunicaciones, Armando Benedetti Jimeno, dijo que la publicidad de cigarrillos y tabaco ya está reglamentada en el país, y que no está de acuerdo con una nueva reglamentación que pueda resultar excesiva y arbitraria.

06 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En respuesta a la petición que varias asociaciones y gremios vinculados a los medios de comunicación le han hecho al Congreso de la República para que no apruebe los artículos del proyecto de ley 173 que busca controlar más la publicidad de estos productos en radio y televisión, Benedetti dijo en la XXV Asamblea de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) que se celebra en Cartagena, que no soy partidario de reglamentaciones arbitrarias y excesivas como la que según entiendo, porque no conozco en su totalidad el proyecto de ley 173, está siendo discutida en el Congreso .

Según el Ministro, la publicidad de alcohol y de tabaco fue reglamentada hace tres semanas por el Consejo Nacional de Estupefacientes en desarrollo de una ley de la República, y estableció que en los medios radioeléctricos solo se podrá emitir este tipo de mensajes a partir de las 11 de la noche, con una intensidad no mayor de 30 segundos por cada media hora de programación efectiva .

En un proyecto de ley como estos, según Benedetti, hay varios derechos implicados, como el de la libre publicidad, el derecho a la salud de las personas afectadas por el consumo o el de los fumadores. Estos deben equilibrarse y compensarse, y no es necesario abrir una discusión sobre un tema que ya fue reglamentado por el Gobierno Nacional.

Por otra parte, y con respecto a la expedición de un nuevo estatuto de radiodifusión, Benedetti dijo que éste solo busca volver coherente, sistemático y único una reglamentación dispersa y vieja. Esta viene de múltiples resoluciones, decretos y decretos-leyes. Se podría decir que el cuerpo central de las normas que regulan la radio colombiana viene de la dictadura del general Rojas Pinilla .

Por otro lado hay requisitos innecesarios y perjudiciales. Por ejemplo la de tipo poblacional, donde es necesario tener cierto número de personas para obtener una licencia. En los municipios pequeños la radio juega un papel de comunicación muy importante, es un medio que sirve de integración y de difusión de la cultura local. Por eso es necesario darles la oportunidad con una reglamentación diferente , puntualizó Benedetti.

Por su parte el presidente de la Asociación Nacional de Medios de Comunicación (Asomedios), Saulo Arboleda, dijo que una eventual modificación de esta norma deberá obedecer a la realidad colombiana y garantizar en condiciones de igualdad los índices de calidad y eficiencia logrados hasta hoy. De lo contrario se amenazarían los favorables niveles de desarrollo tecnológico y periodístico que hoy acreditan nuestros medios radiales .

Finalmente el Ministro dijo que no le gusta lo que está ocurriendo con la programación de algunas franjas de televisión, en especial entre las 12 y la dos de la mañana.

La semana pasada el Ministerio de Comunicaciones le solicitó al Consejo Nacional de Televisión que estudie la posibilidad de sancionar a las programadoras que incumplieron con las promesas hechas durante la asignación de las 24 horas de televisión y que busque alternativas para mejorar la programación en estos horarios.

Mercado publicitario Por otra parte, Arboleda advirtió además sobre el posible efecto negativo que sobre la calidad y eficiencia de los medios traería la proliferación de canales de televisión y emisoras de radio.

Según Arboleda, los recursos provenientes de la publicidad pueden crecer muy por debajo de la oferta de canales y de emisoras , lo que presionaría hacia abajo las tarifas publicitarias.

El aumento de los costos y la tendencia hacia la disminución de las tarifas, podría sacrificar la calidad y eficiencia del medio , dijo Arboleda.

Arboleda dijo que a pesar de que en los últimos cuatro años el mercado de la publicidad tuvo un crecimiento vertiginoso, y llegó el año pasado a 460.000 millones de pesos, este nunca llegó al billón 300.000 millones de pesos en 1994 como lo aseguro la firma Nielsen.

Según Arboleda, este estudio no fue hecho con seriedad, pues lo único que hizo fue tomar todos los espacios de pautas y multiplicarlo por una tarifa promedio, sin contar con los descuentos, precios especiales y tarifas reales del mercado.

La mitad de los 460.000 millones de pesos quedaron en las programadoras y espacios de televisión, un 22 por ciento fue para la radio, un 20 por ciento para los periódicos, un cinco por ciento para las revistas y un dos por ciento para las vayas publicitarias.

Estos estudios hacen que muchas personas se entusiasmen con el negocio de la televisión o la radio, cuando en verdad los márgenes de ganancia son mínimos , dijo Arboleda.