Archivo

LAS UMATAS NO FUNCIONAN EN EL VALLE

Ante las dificultades presentadas para implementar en el departamento las Unidades Municipales de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umatas) y ante el deficiente servicio que prestan a los campesinos, el Consejo Seccional de Desarrollo Agropecuario del Valle del Cauca (Consea) pidió a los Ministerios de Hacienda y Agricultura revisar el sistema de financiación, porque los actuales recursos con que cuentan las Umatas para operar son insuficientes.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La Ley 60 de 1993 asignó a los municipios la función de promover proyectos de desarrollo en el área rural y prestar asistencia técnica agropecuaria gratuita a los pequeños productores. Pero de acuerdo con la Ley, los recursos para financiar esos programas quedaron incluidos en el 20 por ciento de libre destinación; en consecuencia, los ingresos corrientes provenientes de las nación podrán emplearse también en subsidios de vivienda, subsidio para servicios públicos domiciliarios, prevención y atención de desastres, mantenimiento de redes viales y atención a los grupos vulnerables.

El 20 por ciento de los recursos de participación en el Valle del Cauca para 1995, nos indica que los municipios pequeños y medianos dispondrán entre 100 y 200 millones de pesos para libre inversión; los cuales son usados en su mayor parte en construcción y mantenimiento de la red vial y en asuntos de protección al ciudadano , indica el Secretario de Agricultura, José Alirio Vergara .

Las Umatas por dentro Según la Secretaría de Agricultura, el funcionamiento de una Umata en un municipio pequeño precisa como mínimo de 44 200.000 pesos. De acuerdo con su análisis, 10 millones de pesos serían para herramienta, insumos y equipos agrícolas; otros 10 millones se destinarían al servicio de transporte; cuatro millones a costos de oficina; tres millones para el pago de una secretaria; 7.200.000 pesos se invertirían en dos técnicos de apoyo y 10 millones en un profesional agropecuario.

En el departamento se constituyeron 42 Umatas, así que necesitarían más de 1.856 millones de pesos para operar sin problemas. En este año recibirán del Fondo de Desarrollo Rural Integrado (Dri) para su fortalecimiento solo 472 millones de pesos.

En la actualidad 27 municipios tienen como director de las Umatas a un profesional del sector agropecuario; 11 municipios a un tecnólogo o un bachiller clásico y cuatro municipios entregaron la dirección de la oficina a un profesional de la Secretaría de Agricultura. Respecto al personal técnico que requieren las Umatas, cuatro localidades cuentan con profesionales del agro, además del director y 38 poblaciones disponen de técnicos agropecuarios a nivel intermedio.

En el Valle los municipios que cuentan con menos de 100 millones de pesos provenientes de los ingresos de la nación para libre destinación son Argelia, Ulloa y Vijes y los que disponen de más de 800 millones son Cali, Buenaventura, Buga y Palmira.

El Ministerio de Agricultura, a través de los recursos de fondo de cofinanciación para la inversión rural Dri, está financiando proyectos específicos para el fortalecimiento de las Umata, pero en ningún momento esos recursos son suficientes para que estas unidades funcionen a cabalidad , indica Vergara.

Si la prestación del servicio de asistencia técnica agropecuaria es competencia exclusiva de los municipios porque la nación así lo delegó, el Consea considera que la nación debe transferir los recursos necesarios para que cada población cumpla con la ley.

Estos recursos no deben estar sometidos a la voluntad política del respectivo alcalde. La promoción del desarrollo de los campesinos es una prioridad que los líderes del país debemos atender con mayor seriedad, por cuanto allí se están generando los cinturones de miseria de nuestros centros urbanos y el recurso humano para la subversión armada y los cultivos ilícitos , dice Vergara.