Archivo

SE DAÑARON TRES TONELADAS DE ALIMENTOS

Las tres toneladas de alimentos dañados que están en las bodegas del Idema de Sincelejo, no serán enterradas por el momento y serán sometidas a nuevos exámenes por parte del Instituto Nacional de Salud.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En Sucre, el Fondo de Desarrollo Rural Integrado (DRI) dejó perder 139.362 latas de pescado y 7.519 kilos de harina de trigo del convenio con el Plan Mundial de Alimentos (PMA), provenientes de las Naciones Unidas con destino a campesinos que trabajan en los proyectos de desarrollo de cada regional del DRI en Colombia.

Las pérdidas pueden llegar a los 90 millones de pesos en la regional Sucre y a una cifra incuantificable en todo el país, donde el DRI suspendió la entrega de los alimentos por ser 1994 un año político, de acuerdo con una directriz presidencial, dijo Raúl Arévalo Santos, consultor del DRI-PMA, al responder a la Procuraduría de Sucre, que inició una investigación por esta situación.

El aplazamiento del entierro de las 139.362 latas de pescado y 7.519 kilos de harina de trigo, que llegaron en noviembre de 1993 y febrero de 1994, se determinó por solicitud de Nohora de Renzoni y Catalina Montes de Tengonoff, fiscal y asistente administrativo del proyecto, que ordenarán otros exámenes a los productos y la verificación de su estado de descomposición.

En el caso del pescado en lata hay productos procedentes de Canadá, Japón y Holanda, siendo los más perecederos los dos últimos, y en consecuencia habrá que hacer una reclasificación.

El gerente del Idema en Sincelejo, Napoleón Imbeth Gazabón, dijo que hay dos propuestas: enterrar los productos en un sitio donde no contamine o utilizarlos como concentrados para animales, pero se corre el riesgo del cambio de etiquetas para ser vendidos en tiendas y supermercados.

El funcionario agregó que ha pedido a la dirección del DRI retirar cuanto antes los alimentos, pues se requieren las bodegas para almacenar la cosecha de sorgo.

De otro lado, la Procuraduría Regional de Sincelejo avanza en las investigaciones para aplicar las sanciones disciplinarias a los funcionarios que obraron con negligencia en la distribución de los alimentos del programa DRI-PMA, con destino a los campesinos sucreños.

Las irregularidades fueron denunciadas por los diputados sucreños Jorge Barraza Farak y Luis Vergara de León, que elevaron la queja a la Procuraduría Regional.