Archivo

LA PRENSA NO DEBE SER SÓLO RELATOR DE LO COTIDIANO: ANGEL

Al iniciarse ayer en Cartagena un encuentro sobre la realidad política, la democracia y la prensa en América Latina, el presidente del Senado, Juan Guillermo Angel, pidió una reflexión serena y responsable para proponer salidas a la crisis que se vive justamente en esos campos.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En la reunión, a la que asisten notables politólogos, dirigentes políticos y periodistas de diversos medios, y que será clausurada hoy por el presidente Ernesto Samper, quedó establecido desde la sesión inaugural que el debate que se plantea debe ser permanente, y que los conflictos no dan más espera.

Entre otros, asistieron los senadores Juan Martín Caicedo, Julio César Turbay Quintero, Samuel Moreno, Enrique Gómez y Claudia Blum Y estuvieron también presentes Gabriel García Márquez, Alberto Casas Santamaría, Carlos Torres y Torres primer vicepresidente del Perú, Enrique Iglesias presidente del BID y Humberto Ortega, dirigente nicaragense Para Juan Guillermo Angel, la institución parlamentaria está en crisis en todo el mundo pero las organizaciones políticas no escapan a esa realidad. Hace carrera la peligrosa tesis del superhombre; encuentra eco la propuesta individual, como una alternativa a las fuerzas organizadas, deterioradas al interior por el monopolio antidemocrático, pobres en sus propuestas, ante la falta de un contraste suficiente para establecer las barreras de las ideas antagónicas , dijo.

De acuerdo con Angel, transformar el Gobierno con criterios empresariales no es la solución, y el gran debate debe centrarse sobre un concepto que esté acorde con la sociedad que se ha heredado. En cuanto a la prensa, Angel dijo que ésta no puede reclamar el papel de simple relator de lo cotidiano. No puede sentirse irresponsable de la sociedad sobre la cual incide , dijo. Se quejó de la concentración del poder informativo y dijo que el narcotráfico y la corrupción son delitos universales.

Por su parte, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, dijo que en América Latina se ha venido luchando por tres postulados: la búsqueda de la democracia, el desarrollo económico y la justicia civil. Los tres deben ir emparentados para que no haya traumatismos, pero en ocasiones la propia realidad nacional o los choques externos dificultan el alcance de las metas propuestas.

Habló de las reformas del Estado y dijo que la cita de Cartagena debe servir para reflexionar adecuadamente sobre cuál es el Estado que realmente se ambiciona.

A su turno, el ex ministro y presidente de la Fundación Buen Gobierno, Juan Manuel Santos, dijo que no debe haber una guerra entre la prensa y los poderes públicos, especialmente entre la prensa y el legislativo.

Admitió que en Colombia cada día son más agrias esas relaciones. Está bien que la prensa y los poderes no se acuesten en la misma cama -advirtió- pero tampoco pueden llegar al extremo de despedazarse el uno al otro porque lo que consiguen es debilitar dos instituciones importantes para el fortalecimiento de la democracia .

En su concepto, algunos de los enemigos de la democracia en América Latina son la fragilidad de las instituciones, la desconfianza de la gente sobre ellas y la falta de capacidad del Estado para responder a las demandas de la ciudadanía. Reconoció que su partido, el liberal, sufre una aguda crisis y le recomendó un buen purgante, capaz de matar los bichos que lo atormentan .