Archivo

EL CÓLERA, AMENAZA CON LLEGAR A CALI

A pasos agigantados el cólera se acerca a Cali y las autoridades de salud empiezan a trabajar para combatirlo.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Hasta el momento la Secretaría de Salud Municipal ha recibido 24 muestras para cultivos de pacientes con síntomas cuya causa se presume es el cólera, por lo cual se ha decidido iniciar nuevamente una campaña preventiva en la población de sectores en alto riesgo.

En Cali, la epidemia de cólera se presentó en 1991 cuando se registraron 788 casos y aunque en 1992 los casos disminuyeron a 136; en 1993 a seis y en 1994 a cuatro, el incremento y la frecuencia de los casos en la zona pacífica y el departamento del Cauca tiene en alerta a los funcionarios de salud pública.

Para los expertos, la preocupación radica en que Cali, por su ubicación geográfica, se ha convertido en un polo de atracción para las comunidades del Pacífico en donde la enfermedad es endémica (se quedó) y las personas no tienen en cuenta las precauciones para su control exponiendo a la comunidad en general.

Luz Marina Melo, del Programa de Control de Enfermedades Diarréicas de la Secretaría de Salud, dijo que las zonas en donde ha detectado un mayor riesgo de contaminación por la bacteria del cólera (vibrio Chocarrea) son algunas comunas de estrato socioeconómico I, en donde las condiciones higiénicas son precarias y la prestación de los servicios públicos irregular, especialmente de agua.

Para los expertos, el hecho de que no haya una abastecimiento permanente de agua potable en sectores como la ladera es el principal riesgo de la comunidad, ya que se debe almacenar el líquido y las personas lo hacen de manera inadecuada con un agravante, no se hierve el agua.

En Cali los sectores de mayor riesgo teniendo en cuenta el perfil epidemiológico son las comunas 13, 14 y 15 del Distrito de Aguablanca; las comunas 6 y 7 que bordean el río Cauca y las comunas 1, 20 y 18 en la zona de ladera.

Debido a la situación, el Ministerio de Salud a través del Ministerio de Comunicaciones y con el apoyo de la Fundación Habla y Escribe iniciará la próxima semana un estudio sobre las actitudes y creencias de las con mayor riesgo de adquirir la bacteria y propiciar su expansión.

Para realizar el estudio funcionarios del Ministerio y la secretaría de Salud Municipal se reunirán para diseñar una encuesta. El estudio se focalizará primero en el Distrito de Aguablanca y luego en las poblaciones de Barbacoas, Guapi, Buenaventura y San Juan, ubicadas en el litoral Pacífico.

En su primera fase el estudio será aplicado al Distrito de Aguablanca ya que un 45 por ciento de su población (más de 320.000 habitantes) son personas que provienen de la costa pacífica.

Aunque hasta hoy no se ha confirmado ningún caso de cólera en Cali, las autoridades de la salud consideran que es necesario que la comunidad reporte en el centro de salud más cercano los casos de pacientes mayores de cinco años que presenten deshidratación por diarrea acuosa (líquida).

Así mismo recomiendan tener especial cuidado en la preparación de los alimentos, lavarse las manos con agua y jabón después de salir del baño, no hacer deposiciones en campo abierto y purificar el agua.

Para la purificación del agua se tienen dos opciones: si el agua no es potable, se le debe agregar a un galón seis gotas de límpido. Si es del acueducto y está almacenada, a un galón de agua se le echan dos gotas de límpido. Después de hacer la mezcla se deja reposar por 30 minutos.

Los síntomas Para saber si una persona ha contraido la bacteria del cólera (Vibrio Cholarae) es necesario tener en cuenta que: - El paciente presenta deposición líquida abundante y frecuente.

- Puede mostrar síntomas o no de deshidratación que se manifiestan por sed intensa, resequedad en la boca y la lengua.

- Se nota en el paciente los ojos hundidos y lágrimas ausentes.

- Hay alteración general del organismo.

- La persona sufre de calambres musculares en los miembros superiores e inferiores.

- El dolor abdominal es frecuente.

En caso de que una persona presente los síntomas, sus familiares pueden evaluar su estado de salud y realizar un tratamiento mientras es tratado en un centro de salud.

- Es necesario identificar el grado de deshidratación para orientar el tratamiento médico.

- Hidratar al paciente con sales de rehidratación oral mezcladas con agua pura (hervida o clorada) hasta que cese la diarrea.

- Aplicar antibiótico oral en caso de que la deshidratación sea severa.

- Suministrar alimentos bien cocidos