Archivo

TOQUINHO REGRESA PARA RETOCAR LA ACUARELA MUSICAL DEL BRASIL

Toquinho es uno de los músicos que ha participado en el diseño y construcción de la acuarela musical brasileña. Una imagen llena de tonos verdes y amarillos que se ha convertido en un producto de exportación del mismo nivel del café y el fútbol.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Es que Brasil es de esos países que entra por los oídos; en forma de acordes de guitarra y sensuales voces de mulata bahihiana. Toquinho y María Creuza son parte de ese país que prefiere el arte y la armonía a los pesados horarios de una factoría. Los dos estarán este sábado en el Palacio de los Deportes completando la embajada cultural que desplazó ese país con motivo de la VIII Feria Internacional del Libro.

Pero la historia de Toquinho y María Creuza no se puede pensar sin el poeta Vinicius de Moraes. Es el hombre que le puso palabras a la guitarra a las canciones de Toquinho y Creuza.

Toquinho comenzó su carrera a los 17 años, trabajando para Chico Buarque. En 1968, en compañía de Jorge Ben grabó su primer gran éxito Qué maravilha. Esa grabación lo llevó a París donde realizó un gira por toda Francia al lado de Joshephine Baker y Buarque. A su regreso se encontró con el poeta Vinicius de Moraes. Una cita histórica que transformó la música brasileña. Fue Toquinho quien interpretó la guitarra en la canción más famosa del bossanovo: La chica de Ipanema.

En 1980 se unió a María Creuza, con quien realizó un gira de más de cincuenta presentaciones. Al final de es año participó en una gira por Argentina donde presentó el que sería su último disco con Vinicius, Un poco de ilusao.

A comienzos de 1982 realizó varias presentaciones en Colombia y el segundo semestre de ese año se trasladó a Italia, donde trabajó con el compositor Maurizio Fabrizio, con quien compuso Acuarela, una de sus canciones más conocidas. El disco fue lanzado en el Festival de San Remo de 1983 y obtuvo un disco de oro en Italia, convirtiéndose en el primer artistas brasileño que logra esta distinción en ese país.

Otro trabajo memorable de Toquinho es Luz do solo, disco acústico en el que interpreta solo melodías de los Beatles. El último trabajo discográfico de Toquinho data de 1992 cuando grabó O viajante de sonho. El éxito de este trabajo le permitió realizar una gira por España y participar en un concierto en Brasil con motivo del lanzamiento del gran premio de fórmula uno.

María Creuza, la mujer que lo acompañará, es originaria de Salvador, capital del estado de Bahía. Fue descubierta en un concurso de aficionados por Vinicius De Moraes quien la llevó a Rio de Janeiro y la bautizó la chica de Bahía , todo un honor viniendo del autor de La chica de Ipanema.

En 1971 se unió a Toquinho y Vinicius para realizar un álbum en vivo en el que cantó canciones del propio Vinicius, Tom Carlos Jobim, Ari Barroso y Dorival Caynmi. Otro de los grandes éxitos de Creuza es la canción Voce abusou que interpretó a dúo con Antonio Carlos y Jocafi.

En 1992 fue una de las artistas brasileñas seleccionadas para representar a su país en la Feria Mundial de Sevilla. Creuza se presentó en el auditorio de la Plaza América en un espectáculo que sirvió para conmemorar los 30 años de la aparición del bossanovo.