Archivo

LA NOCHE DEL FANTASMA VERDE

El rival de Millonarios anoche no lucía la camiseta a rayas azules y blancas, ni provenía de Lima, ni tenía los característicos rasgos incas, ni era dirigido por el serbio Iván Brizic, ni se llamaba Alianza Lima.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Sí, sobre el gramado del estadio El Campín los 11 hombres del subcampeón colombiano se enfrentaron a los representantes del equipo íntimo peruano, y ante ellos consiguieron el 2-0 que les entregó el paso a la ronda de cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Pero, para la mayoría del público y algunos de los jugadores del conjunto azul, el verdadero contendor estaba a miles de kilómetros de distancia. En el estadio Centenario de Montevideo, para ser más exactos. Se trata, ni más ni menos, que del Atlético Nacional, campeón criollo, rival del cuadro de Vladimir Popovic en la tercera fase del torneo continental.

Porque no es un secreto que para muchos, la mayoría, el empate 1-1 conseguido hace una semana en el estadio de Matute selló el pase a la siguiente ronda. Es verdad que en este partido de 180 minutos entre Alianza Lima y Millonarios aún faltaba disputar la mitad, pero casi nadie dudaba de la clasificación.

Por eso, a nadie le extrañó que una hinchada fiel como la de Millonarios, hambrienta de triunfos internacionales, dejara vacía una buena parte de El Campín. Para no faltar a la verdad, solo dos tribunas, norte y occidental numerada, coparon su capacidad. En las restantes, los claros eran notorios.

Al fin y al cabo, para qué retar al frío de la noche bogotana sabiendo que uno puede estar sentado cómodamente en su casita, con merienda a la mano, un grupo de amigos haciendo corrillo, trago que pasa de mano en mano y el televisor enfrente. La confianza en la victoria era plena, sin el menor resquicio.

De pronto esa fue la razón por la que ese público bullicioso y entusiasta de otras citas se mostró tan tranquilo. Sí, el rival no era Alianza Lima, sino el Atlético Nacional.

Fue algo que se palpó minutos antes de que en Bogotá rodara el balón, cuando Hermann Carepa Gaviria anotó el 2-1 a favor de Nacional en Uruguay. Los pocos aficionados azules que antepusieron el fervor patriótico al amor por Millonarios, recibieron una mirada de reproche de sus colegas, por celebrar el tanto verde.

Y se confirmó con la pasmosa seguridad exhibida en la tribuna durante los 40 minutos que Millonarios se demoró en quebrar el dique peruano. Nadie se desesperó, ni lanzó gritos que denotaran desconfianza. Por el contrario, los cánticos se entonaron como si el equipo fuera adelante en el marcador, se vivió la fiesta como si el objetivo ya estuviera cumplido y se esperó con paciencia la oportunidad para estallar en júbilo.

Alianza Lima, anoche, fue un mero trámite. Fueron una minoría los jugadores y los hinchas que vivieron estos noventa minutos con el fervor del deportista aficionado, de ese que no mira casacas, ni nombres, ni pergaminos, ni calendarios, sino que sale a disputar todos los partidos como si fueran el primero y el último.

Millonarios jugó de presencia contra Alianza Lima, pero en su mente ya rondaba el fantasma verde. Entonces, no bien el árbitro ecuatoriano Angel Guevara concluyó el encuentro, la gente abandonó el estadio comentando no las incidencias del partido, sino lo que será el nuevo duela ante Nacional.

La tercera ronda Anoche quedaron definidas las llaves entre argentinos, brasileños y colombianos para lo que será la tercera ronda de la Copa Libertadores de América.

De los compromisos ente River Plate vs. Vélez Sarsfield, Gremio vs. Palmeiras y Millonarios vs. Nacional saldrán tres equipo clasificados para la serie semifinal del torneo.

Los equipo colombianos iniciarán su participación el 25 de mayo, cuando Millonarios reciba en El Campín al Atlético Nacional. El partido de vuelta se jugará el 2 de agosto, en el Atanasio Girardot de Medellín.

De otra parte, Emelec de Ecuador está pendiente del resultado del compromiso de hoy entre Sporting Cristal y Caracas, para conocer su próximo rival.

Los otros resultados de la jornada de anoche, por la segunda ronda de la Copa Libertadores fueron: River Plate 3, Universidad Católica 1.

Emelec 5, Cerro Porteño 4. El partido se definió desde el punto penalti. En los 90 minutos lo paraguayos ganaron 2-0.

Gremio 2, Olimpia 0.

Vélez 2, Independiente 2.

Palmeiras 3, Bolívar 0.