Archivo

CÚCUTA IMPORTARÁ MÉDICOS CUBANOS

El gobernador de Norte de Santander, Sergio Entrena López, dijo estar dispuesto a contratar médicos cubanos para solucionar la crisis que mantiene semiparalizados los hospitales Erasmo Meoz, de Cúcuta, y San Juan de Dios, de Pamplona.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Sin embargo, Entrena planteó como segunda alternativa que el Ministerio de Salud asuma directamente la contratación de por lo menos 150 médicos y unas 80 enfermeras jefes para los dos centros asistenciales.

El mandatario seccional fue enfático en manifestar que su gobierno no se arrodillará ante los médicos en conflicto , por cuanto el acta de compromiso suscrita por su antecesor, Alvaro Salgar Villamizar, el 14 de octubre del año pasado, nivelando los sueldos del sector, estaba viciada de nulidad.

Los médicos de estos hospitales renunciaron el 3 de marzo pasado.

Reveló que a través de la Cancillería ha diligenciado con el gobierno cubano la contratación de profesionales de la salud para resolver la emergencia del sector, y advirtió que en los próximos días se conocerán las primeras noticias de Cuba sobre si el Gobierno de Fidel Castro accede a la petición de Colombia.

Con esta medida, dice la presidenta seccional de la Asociación Nacional de Enfermeras de Colombia (Anec), Constanza Becerra, se aleja toda posibilidad de un acuerdo formal entre los 370 profesionales que renunciaron a sus cargos.

Voceros de la Asociación de Profesionales del Hospital Erasmo Meoz (Asprohem), dijeron que esta es una nueva salida en falso del Gobernador del departamento por cuanto de esa forma no se puede solucionar la crisis.

Además de realizar los trámites burocráticos entre cancillerías, los médicos cubanos deben homologar sus títulos para trabajar en Colombia , dijo el directivo de Asprohem, Luis Fernando Cárdenas.

Esta crisis se extendió hace una semana al Instituto de Seguro Social, en donde los médicos anestesiólogos se negaron a firmar la prórroga de sus contratos.

El Jefe de Atención Médica del Erasmo Meoz, Juan Arana, dijo que el área más crítica es la de urgencias, en donde solo quedó un especialista, de los 24 médicos de planta.

En la actualidad, el centro asistencial cuenta con 60 médicos internos o estudiantes de último año de medicina, de los cuales 10 atienden en urgencias y laboran doce horas diarias.

Para atender la emergencia, el Hospital Militar de Bogotá envió cuatro cirujanos, tres anestesiólogos, un pediatra, tres ginecólogos y un neurocirujano, pero algunos de ellos ya regresaron a la capital.

En urgencias del Erasmo Meoz se atiende los fines de semana a 30 pacientes diarios, en su mayoría por heridas en riñas callejeras, accidentes de tránsito y accidentes de trabajo, entre otros.

Desde el comienzo del conflicto, el gobierno seccional estableció un plan de contingencia para atender a la población en clínicas privadas como San José, Santa Ana, Norte, ISS y Ceginob, pero en las últimas semanas ha disminuido la atención, por los compromisos que tienen estos centros con empresas particulares.

Durante los dos meses de conflicto, en el Erasmo Meoz se ha atendido a más de seis mil personas, de las cuales 22 han muerto. Se encuentran represadas más de 600 cirugías programadas, y el área de gineco-obstetricia fue cerrada por carecer de especialistas.

El representante del Ministerio de Salud, José Eustorgio Colmenares Ossa, dijo que la semana anterior se convino una prima técnica del 35 por ciento para los médicos, pero fue rechazada, por cuanto los profesionales de la salud argumentaron que el conflicto no debe solucionarse parcialmente y que los beneficios deben cubrir a todo el personal.

Hasta la Cámara de Comercio ha intentado mediar en el problema, que afecta a la población más pobre de Cúcuta y su área de influencia.

El presidente del Comité Intergremial, Cayetano Morelli Lázaro, le pidió al Presidente Ernesto Samper, intervenir para buscarle una salida definitiva al conflicto.