Archivo

PARA APRENDER A MANEJARSE BIEN

La idea es manejarse bien. No sólo en la casa, o en el colegio. Hay que manejarse bien en todas partes como en las calles y andenes. Enseñar ese concepto es el objetivo de la presencia de la Secretaría de Transito y Transporte de Bogotá (STT) en la VIII Feria del Libro de Bogotá.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La participación de la STT es singular: no están ubicados en un pabellón, ni están metidos en un stand. Montaron dos carpas en el costado suroccidental del recinto de Corferias (al lado de las salidas que dan frente a la calle 22C) y armaron una pequeña ciclovía entre las carpas.

En una de estas, reciben a los niños (ya sean de colegios o los pequeños visitantes que llegan de la mano de sus padres a la Feria) y con títeres, cánticos y rondas hacen que los niños entiendan para qué sirven los semáforos, cómo caminar bien por los andenes, la manera de cruzar las calles utilizando las cebras y el significado de algunas de las señales de tránsito más importantes.

Yo soy el semáforo que cambia de colores, para orientar los autos, la gente y los conductores ... Ese es el estribillo de una de las canciones con que se motiva a los pequeños visitantes de la Feria para que aprendan a respetar las señales. Con ese cántico comienza uno de los cincuenta auxiliares de policía bachilleres asignados a la STT, el trabajo con los niños, apoyado de ocho agentes de tránsito que también cantan y bailan al ritmo de las rondas.

Cuando los niños ya están menos tímidos, arranca la función de títeres, que dura unos diez minutos, y en la que un agente de tránsito bigotón y de gorra le enseña, con la participación de los niños, a Pepito, un niño de cachucha y morral, el correcto comportamiento de la gente cuando camina por las calles de la ciudad.

Al terminar la obra, los niños se montan en bicicletas y triciclos por la ciclovía ( Laberinto Vial , como lo llaman los agentes), donde deben poner en práctica lo que acaban de oír en voz de los títeres.

Al iniciar el recorrido, al niño se le entregan tres boletas, que irán perdiendo en la medida en que cometan infracciones. Cuando finalizan el recorrido, quien tenga aún las tres boletas recibe, como incentivo, una cartilla de la Secretaría.

Clases para papás Sin embargo, como los niños no son los que más mal se manejan en las calles, la STT también recuerda de manera didáctica a los adultos cómo se deben comportar a la hora de conducir un vehículo, al igual que al utilizar las calles como peatones.

Para ellos, en la segunda carpa que se montó, se rueda un video de ocho minutos en el que se explica la manera indicada de atravesar los cruces y el respeto por los cebras, semáforos y demás señales.

La diferencia con los pequeños está en que luego de ver el video, que es una caricatura, los adultos no montan en bicicleta...

Esta participación de la STT en la Feria del Libro hace parte de una campaña informativa que viene realizando desde hace un par de meses cuando instaló dos puntos fijos de información, uno en la Calle 19 con carrera 3a. y otro en la calle 63 con carrera 13, en el Parque de Lourdes.