Archivo

ENTRE LA BALADA Y EL ROCK LATINO

El ambiente musical colombiano tiene ritmo de balada y rock latinoamericano del que pega y suena.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así es, José Luis Perales está celebrando sus 25 años de vida artística en Colombia y Caifanes, en compañía del grupo colombiano Aterciopelados, también recorre el país con lo último de su producción musical.

Música de allá y de aquí en plena gira de variedad de ritmos que involucran los gustos de los unos y de los otros.

Perales está en el país para reconocer, antes que nada, el hecho de que Colombia fue la nación que lo albergó musicalmente en sus comienzos.

Luego el español le está cantando a los colombianos como un homenaje y, de paso, les está haciendo una retrospectiva de su música con arreglos mucho más modernos a sus temas, no los principales pero sí los más famosos.

Es así como anoche en el teatro Jorge Isaacs de Cali el artista español se fue con su repertorio de Mis mejores 30 canciones que incluyeron temas como Un velero llamado libertad, Te quiero, La primera vez, No te vayas nunca, Amada mía, Cuando vuelvas y Si te vas.

Desde luego no pudo ocultar sus temas favoritos Celos de mi guitarra y la inolvidable, e infaltable canción Y cómo es él.

Hoy, en el coliseo Iván de Bedout de Medellín, a partir de las ocho de la noche, y mañana, en el Palacio de los deportes de Bogotá, a partir de las ocho y treinta de la noche, el artista español repetirá su dosis musical que implicará poesía de los extramuros del alma del artista.

Según contó en rueda de prensa el martes pasado en Bogotá, su misión en el escenario es recitar la vida para, de alguna manera, darle un sentido común y a su vez especial.

Para José Luis Perales no hay tema malo sino mal utilizado en cuanto a composiciones se refiere. Por eso, confiesa que cada detalle de la vida es una razón más para como compositor inspirarse y crear toda una melodía que transparente que el alma se hace sentir.

De ahí que los enamorados de ayer y los de hoy volteen su atención hacia sus temas que aunque han hecho un largo recorrido por la vida musical de la balada internacional, no se han estancado sino que se han renovado con la coyuntura.

La boletería para la presentación del intérprete y compositor español mañana en Bogotá, se puede adquirir en la Pizza Nostra de la Plaza de Toros, Cra.5 con Calle 6; Unicentro, Carrera 11 con Calle 70 y Las Villas, Avenida Suba con Calle 128C.

Puro rock Por otro lado, de México vienen los Caifanes para con su música poderosa cantarle al dolor, a la euforia, a la esperanza, al miedo interior del hombre y a la certeza de una larga herida, profunda y fresca.

Todo eso reunido en su último disco, el cuarto para ser exactos, titulado El nervio del volcán.

Un álbum cuyas canciones se pegan a los conocedores y a los que no, del rock; ese nuevo rock latinoamericano que tiene su cuento, su ritmo y su historia.

Canciones para solitarios? Qué va! Son canciones para los mortales que aunque poco soportan hablar de su propia muerte también se han hecho amigos de ella a fuerza de escuchar a los intérpretes aztecas, porque la vida eterna no solo es posible en los temas que interpretan, sino además indispensable.

Por eso, El nervio del volcán con sus canciones como Aquí no es así, son un lugar donde las ánimas sangran, las sombras se entrelazan en un fuerte abrazo, los sueños tiemblan, los amantes invaden con pasión el cielo y las lunas se fuman a escondidas de la noche.

Todo eso, incluido el éxito Afuera, estará desde hoy en los escenarios colombianos.

Luego entonces, Caifanes cantará hoy en la Plaza de Toros de Manizales, el sábado en el estadio Hernán Ramírez de Pereira, el miércoles en la Plaza de Toros de Medellín, el viernes 12 en el Velódromo de Bucaramanga, y rematando el sábado 13 en la Plaza de Toros de Bogotá.

Con los Caifanes estarán los Aterciopelados de Medellín en pleno concierto musical.

Aterciopelados, conformado por la voz y la guitarra, Andrea Echeverri; el baterista Alejandro Duque, el bajista y corista Héctor Buitrago y el también guitarrista y corista Alejandro Gómez, presentarán su último repertorio de su disco El dorado: Un producto lleno de propuestas rítmicas en donde se entrelazan sin límites el rock, el bolero, el mariachi, el trópico y los Andes.

Temas como Bolero falaz, le cantan a la vida, al amor y desamor, a la cultura popular y, claro, a la identidad latinoamericana.

Así los ritmos, la música se hace presente con fuerza y calidad en los escenarios colombianos durante esta semana y la próxima.

Lo que significa que los espectáculos musicales pegan en Colombia con sabor y calidad nacional e internacional.