Archivo

MAESTROS INICIAN PARO INDEFINIDO EL LUNES

La Federación Colombiana de Educadores (Fecode) anunció la iniciación de un paro nacional con carácter indefinido a partir del próximo lunes. El cese afectará a más de siete millones de estudiantes.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Según el presidente de Fecode, Boris Montes de Oca, aunque los educadores mantendrán la voluntad de concertación, si no hay acuerdo frente a la reglamentación de la Ley General de la Educación, la Ley de Competencias y Recursos y el salario profesional, el 8 de mayo a las 8 de la mañana se iniciará el paro .

De acuerdo con Montes de Oca, la mejora en las condiciones salariales solo se consigue con incrementos generales entre el 15 y 125 por ciento, en los próximos tres años.

Antes de la fijación de la hora cero, el ministro de Educación, Arturo Sarabia Better, afirmó que no tiene sentido que la respuesta de los maestros a los esfuerzos del Gobierno sea someter a millones de colombianos a la tragedia de un paro. El Gobierno aspira evitarlo y agotará todos los caminos. Pero la decisión final no está ya en nuestras manos, sino en las del gremio docente. El Gobierno no puede comprometer recursos que no tiene, ni tampoco puede renunciar a la calidad de la educación .

Por ahora, el Ministro de Educación convocó para el próximo lunes a todos los secretarios de Educación del país, con el fin de darles las instrucciones pertinentes.

Un paro anunciado La amenaza de paro siempre estuvo presente desde cuando a comienzos de abril Sarabia Better presentó la propuesta de incentivos y bonificaciones, que buscaba mejorar los ingresos de los maestros que trabajaran más de seis horas diarias y se desempeñaran en zonas marginales, rurales o urbanas.

Los maestros rechazaron rotundamente la propuesta calificándola de tramposa y discriminatoria . También argumentaron que los 300 mil millones de pesos asignados para tales bonificaciones solo significaban 35 mil pesos mensuales para los 243 mil educadores que trabajan en el país. Con estas cifras es ridículo hablar de salto educativo , dijo Montes de Oca.

Ante esto el Gobierno incrementó el monto inicial del plan a 550 mil millones de pesos, primero, y a 800 mil millones de pesos, después. Así mismo, acordó que una parte (el 30 por ciento) se destinaría para hacer aumentos generales.

Pero los incentivos para quienes contribuyeran con el mejoramiento de la calidad de la educación en su localidad seguían siendo la prioridad a la hora de repartir los recursos (50 por ciento).

Ese fue el punto de la discordia, pues Fecode consideraba que dichos maestros constituían un pequeño porcentaje y que, al repartir el dinero restante, el incremento salarial general sería del 16 por ciento en promedio en los próximos tres años. Esa es una cifra ridícula , aseguró el presidente de Fecode.