Archivo

CONDENA A LA NACIÓN :

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Bogotá Por el daño moral causado a un agente de la Policía Nacional cuando realizaba prácticas contraguerrilla en la Escuela Gonzalo Jiménez de Quesada de Bogotá, la Nación fue condenada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca a pagar cerca de dos millones de pesos.

El hecho ocurrió el 14 de noviembre de 1989 en esa instalación militar cuando el capitán Luis Edgar Martínez se desempeñaba como instructor del agente José Aldemar López Castillo, quien resultó herido con un proyectil de fusil Galil.

En criterio de la Sección Tercera de la corporación, el oficial instructor utilizó armas o municiones no permitidas en los entrenamientos. El agente López sufrió graves heridas en su pierna derecha y quedó inhabilitado para la marcha.