Archivo

BUCARAMANGA ASEDIADA POR LOS VENDEDORES AMBULANTES

La proliferación de ventas ambulantes, un problema sin solución en Bucaramanga, es ahora auténtica amenaza contra el espacio público.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En la ciudad hay 3.800 vendedores ambulantes, de los cuales sólo l.657 ejercen la actividad legalmente.

Sobre la situación, el director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Francisco Puyana Iriarte, responsabilizó a las autoridades y dijo que no existe voluntad política para solucionar el problema, lo cual da lugar a una casta llena de privilegios al margen del régimen tributario.

Por su parte, Rosa Narváez, de la Secretaría de Gobierno, aseguró que la administración adelanta programas para reubicar a los vendedores que ejercen su labor legalmente.

En ese sentido, se adelantan trámites para comprar un lote en el pabellón de carnes, donde se establecerán 500 puestos. Así mismo, se adelanta la construcción de 600 locales en el Centro Comercial Fegali. No fue posible establecer la fecha en que Bucaramanga contará con estas obras.

Narváez dijo que estos locales serán vendidos a los comerciantes informales de acuerdo con el avalúo catastral, más el costo de adecuación. Su financiación estará a cargo de la Corporación Fondo de Apoyo a Empresas Asociativas (Corfas).

Por su parte los vendedores ambulantes se encuentran escépticos frente a una solución a corto plazo. Pedro Antonio Acuña, de la Asociación de Comerciantes Minoritarios, dijo que el diálogo con el gobierno no ha sido fructífero, por que no hay garantías para el traslado y no se conocen los costos reales de los locales nuevos.

De igual forma, los comerciantes sienten temor de que una vez trasladados a los lugares establecidos por el gobierno, otros vendedores ocupen los sitios dejados.

Según se conoció, estos comerciantes pagan al fisco municipal 350 pesos mensuales de arriendo por el lugar que ocupan y 6.000 pesos por servicio de energía.