Archivo

LOS PERUANOS, CON PROBLEMAS ECONÓMICOS Y DEPORTIVOS

Panorama oscuro el de Alianza Lima en esta segunda fase de Copa Libertadores. El cuadro peruano arribó ayer en la tarde a Bogotá preocupado porque tiene que ganar a la altura de la capital, también porque sus jugadores protestan por la falta de pago y porque no pudieron traer a su estrella brasileña Marco do Santos, Marquinho.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El grupo de jugadores no quiso concentrarse el lunes en la noche. El cuadro íntimo adeuda mil dólares por futbolista de premios acumulados. Esto es un problema preocupante porque los aficionados no están acompañando al equipo en los partidos , dijo Pío Dávila, presidente de la delegación.

En la delegación no hay optimismo sobre lo que puede resultar este lance. No estamos vencidos, vamos a luchar hasta el último minuto. Es difícil sacar una victoria, pero no imposible , dijo el técnico Iván Brzic, serbio como su colega de Millonarios, Vladimir Popovic.

Las dudas del estratega están en el medio campo, en donde la ausencia de Marquinho es notable. El brasileño es muy claro y sobre él se manejan los hilos del equipo. Pero no se pudo recuperar de una lesión , adelantó Dávila.

Kopriva bien cubrir esa función. Pero esperaremos hasta la mañana del miércoles para confirmar la alineación , dijo Brzic. Todos los que están en la delegación, están en condiciones de jugar .

Ni Waldir Sáenz ni Jorge Ramírez parecen estar en los planes inicialistas del estratega. Hace 8 días, Ramírez estuvo desde el vamos y no dio resultado por lo que fue duramente criticado. Más aún cuando la entrada de Sáenz le entregó otra dinámica al conjunto que sobre el final estuvo a punto de liquidar el compromiso a su favor.

Nadie puede cantar victoria por anticipado , puntualiza Brzic, quien prefiere reservar su pensamiento.