Archivo

TENER EL BALÓN, LA CLAVE

Atlético Nacional de Medellín y Peñarol de Uruguay chocarán este miércoles en Montevideo para definir la llave que los enfrenta por la segunda fase de la Copa Libertadores de fútbol, en el marco de un juego con pronóstico incierto que promete emoción a raudales.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Una semana atrás y en el Estadio Atanasio Girardot, Nacional, titular continental en 1989, venció a los uruguayos por 3-1 para quedarse con la primera opción de clasificar a cuartos de final.

En Montevideo, sin embargo, la historia pinta ser otra porque obligado por las circunstancias Peñarol cinco veces campéon del torneo saldrá a jugarse a cara o cruz y su rival deberá poner empeño en mantener la ventaja alcanzada en el primer enfrentamiento.

Los colombianos, que llegaron a Montevideo el lunes, no tienen dudas de ningún tipo, ni en lo relativo a la formación que saldrá al campo del Estadio Centenario la misma de Medellín ni en lo que hace a la estrategia a utilizar.

El entrenador de Nacional, Juan José Peláez, advirtió no obstante que su escuadra no piensa jugar refugiada en la última zona porque no sabe salir a hacer otra cosa que buscar el arco de enfrente .

Nuestro mejor recurso defensivo va a ser tener la pelota, ya que si ellos no la tienen no podrán atacar , sostuvo en ese sentido Peláez para agregar que los dos goles de diferencia que lleva su equipo representan una ventaja que, aprovechada, puede dar la clasificación .

La opción de Nacional pasa por establecer un adecuado balance entre sus líneas y, según el propio Peláez, vamos a tratar de evitar las situaciones de atacar incesantemente o defenderse con locura, porque es ahí cuando se complican las cosas .

Por su parte el poco convencional portero René Higuita, quien en su país purgó una condena por participar como intermediario en un secuestro, se mostró preocupado por neutralizar los centros que seguramente intentará Peñarol en su afán por descontar la ventaja en goles que lleva Nacional.

Higuita también señaló la necesidad de establecer una vigilancia especial para los tiros de media y larga distancia, otra arma que seguramente emplearán los uruguayos en el lance del miércoles.

En tiendas de Peñarol la derrota de la semana pasada no alcanzó a destemplar los ánimos y el propio entrenador Gregorio Pérez alertó que no se puede comenzar a cambiar todo por una noche con errores.

En las últimas prácticas de los aurinegros, Pérez insistió a gritos en que nadie puede recibir solo por detrás de las líneas nuestras al tiempo que marcó como punto crucial la necesidad de no permitir que los laterales colombianos suban por sus respectivos sectores al ataque.

Asimismo, el estratega manifestó que se hace imperioso mantener el equipo mentalizado para formar la figura táctica: cuando pasamos al ataque tenemos que volver lo más rápido posible para formar la figura nuevamente , dijo varias veces Pérez a sus dirigidos.

El definitorio cotejo entre colombianos y uruguayos se iniciará a las 21:10 (7:10 p.m. hora colombiana) bajo la dirección de una terna arbitral integrada por los brasileños Claudio Cerdeira, Dalmo Bozzano y Paulo Alves.

Las probables alineaciones de los equipos son las siguientes: Nacional: Higuita; Herrera, Marulanda, Foronda y Osorio; Gaviria, Serna, Gutiérrez y García; Aristizábal y Angulo.

Peñarol: Ferro; Taís, Aguirregaray, De los Santos y Olveira; Rotundo o Pacheco, Baltierra y Bengoechea; Otero, Magallanes y Silva.