Archivo

OTRO ARRESTO POR EL ATENTADO A OKLAHOMA :

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Milan (Reuter) Un juez ordenó ayer que el agricultor de Michigan James Nichols sea detenido sin fianza, luego de que la fiscalía denunció que usó su propiedad como campo de ensayos para el hombre acusado del atentado de Oklahoma City, Timothy McVeigh.

La magistrada federal Virginia Morgan puso bajo arresto a Nichols, de 41 años, en Milan, estado de Michigan, por el testimonio en que dijo que no respeta al gobierno federal ni a los tribunales y que podría fugarse si lo liberan.

Es muy difícil separar las acusaciones aquí de todo lo que está pasando , señaló Morgan, al referirse al devastador estallido del 19 de abril en un edificio federal en Oklahoma, que dejó, según el último balance, 146 muertos y 20 personas desaparecidas.

Los fiscales federales presentaron evidencias de los estrechos vínculos entre McVeigh, Nichols y su hermano Terry Nichols, de 40 años, con quien habló James Nichols en Kansas la noche del atentado.

El gobierno también describió los diversos compuestos químicos y polvo explosivo encontrados en la granja de Nichols, los cuales posiblemente fueron usados para fabricar bombas y describieron a Nichols como un extremista de derecha que había sugerido la intención de destruir un edificio federal.

Por otra parte, el presidente Bill Clinton solicitó ayer que el Congreso apruebe 142 millones de dólares en fondos de emergencia para Oklahoma y que ratifique su nueva iniciativa contra el terrorismo.

La magnitud de la tragedia de Oklahoma exige que proporcionemos estos fondos de emergencia lo más rápido posible , dijo el mandatario en un comunicado escrito.

El presidente solicitó que los 142 millones de dólares sean repartidos entre cinco organismos, con 71 millones para el departamento de Justicia para financiar la investigación de la explosión del 19 de abril, así como para establecer una oficina para combatir el terrorismo nacional.

Agregó que asignaría 26 millones de dólares a la Administración de Servicios Generales, para la demolición de los restos del devastado edificio federal Alfred Murrah, así como para sufragar el costo de oficinas de reemplazo.