Archivo

TOMA FUERZA EL APLAZAMIENTO

La idea de aplazar la Convención Liberal siguió cobrando fuerza ayer.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Alfonso López Michelsen, el primero de los ex presidentes consultados por la Dirección Liberal, es partidario de hacerlo.

En su opinión, no sería sano que mientras la colectividad requiere una reflexión urgente y de fondo sobre su futuro, sectores parlamentarios estén esperando utilizarla como un tinglado para medir la fuerza electoral de sus maquinarias.

López hizo sus observaciones durante un almuerzo en el Gun Club de Bogotá con los senadores Juan Guillermo Angel y Piedad Córdoba, directores del partido.

Sobre el mismo tema, la DLN consultó previamente al presidente Samper, que se abstuvo de dar una opinión al respecto y dijo que esa debería ser una decisión autónoma del partido.

Sin embargo, Samper dijo que con convención en junio o más adelante, es importante que el partido preserve el proceso ético en el que está empeñado.

Recordó que desde la época de su campaña, él fue inspirador del código que regula la conducta de los afiliados a la colectividad.

Ayer, 43 congresistas suscribieron una declaración en la que apoyan la propuesta de aplazamiento.

No obstante, una Junta de Parlamentarios convocada inicialmente para hoy, y que podría convertirse en el escenario para tomar una decisión, estaba a punto de aplazarse.

El aplazamiento fue propuesto por los dos directores del partido, que después de su diálogo con Samper se declararon convencidos de que es prioritario trabajar en la evacuación de proyectos claves como el Plan de Desarrollo (ver recuadro).

La propuesta desató un fuerte debate en la plenaria de Senado, donde se suscitó un enfrentamiento entre Angel y el senador Bernardo Guerra, empeñado en la realización de la junta.

Si usted no está de acuerdo en que hay proyectos urgentes, le ofrezco este micrófono para que convoque la junta , le dijo Angel a Guerra.

Este tomó la palabra para decir que quienes quisieran hacerlo quedaban invitados para hoy, a partir de las 8:00 de la mañana. Angel amenazó con renunciar.

Con todo, hay división en el seno de las cámaras sobre la conveniencia de aplazar la convención.

Para algunos, su postergación se hace necesaria mientras la Corte Suprema de Justicia se pronuncia frente a la situación jurídica de ocho congresistas liberales mencionados en el informe de la Fiscalía. Para otros, es precisamente este tema el que debe ocupar la atención inmediata del magno certamen del partido.

La representante Inés Gómez (liberal Atlántico) dijo que la Convención del partido es conveniente porque existe zozobra y molestia contra las últimas decisiones del Consejo Etico del liberalismo y porque para la fecha prevista para la Convención, la Corte aún no ha resuelto la situación de los congresistas cuestionados .

Por su parte, el senador Salomón Náder (liberal Córdoba) dijo que los problemas por los que atraviesa la colectividad no se resuelven aplazando la Convención.

Dijo además que la Convención, aplazada o no, va a tener que discutir el tema de los ocho congresistas señalados por la Fiscalía.

Así mismo, comentaron que la elección de la nueva directiva del partido debe hacerse sobre la base de la idoneidad de las personas y su reconocida capacidad moral.

Un veterano parlamentario liberal dijo que si esta condición no se da, es probable que de la Convención terminen retirándose varios participantes antes de tiempo.

SOS legislativo El presidente Samper está preocupado por la suerte que puedan correr en el Congreso proyectos claves para su administración.

Entre ellos mencionó el estatuto anticorrupción, la ley de la administración de justicia y el estatuto de las fronteras.

Samper dijo ayer a los dignatarios liberales que lo visitaron en la Casa de Nariño que solicita un mayor compromiso del partido frente a la agenda legislativa.

Les planteó también que lo inquieta que la actual crisis política tenga un impacto negativo sobre la actividad del Congreso, que está a tan solo seis semanas de la conclusión de la legislatura.

El Presidente dijo que también va a requerir el apoyo de otras fuerzas políticas, pues se trata de asuntos de interés sustancial para el país.

Agregó que, en ese contexto, los acuerdos políticos suscritos alrededor de la agenda legislativa deben tener un cumplimiento perentorio.

Sus observaciones incidieron en el aplazamiento de la Junta de Parlamentarios Liberales.

REACCIONES Germán Vargas Lleras, senador: Analicemos, está bien, la propuesta de aplazar la Convención, pero resolvamos primero estas preguntas: Hasta cuándo? Quien tendría a su cargo la dirección del partido durante ese interregno? Me parece que todavía no están Claros el cómo y el para qué .

Adalberto Jaimes, representante: El aplazamiento es conveniente, entre otras razones porque el proceso de organización está retrasado. En algunos departamentos, como el Arauca, no ha sido posible reunir el Consejo Consultivo y las asambleas municipales porque no han llegado los delegados de la Dirección Liberal. Me parece que mientras tanto, podemos pedir la integración de la Comisión Política Central, llamada a convertirse en un buen órgano consulta del partido en estos tiempos de crisis. En la Comisión podrían estar representadas importantes sectores regionales .

Salomón Náder, senador: Con convención o sin ella, el partido va a tener que examinar a fondo su situación y estudiar temas tan sensibles como los cuestionamientos a algunos de sus parlamentarios. Me parece que la Convención es el escenario por excelencia para analizar estos problemas y por ende me opongo a su aplazamiento