Archivo

LOS CAMPO, SEXTA FAMILIA DE LUTO

A las 9:30 de la noche del pasado domingo sonó el teléfono de la familia Campo Rodríguez. Al otro lado de la línea estaba una enfermera del hospital de Kennedy que les informó que luego de cinco días de agonía su bebé, Oscar Eduardo, había muerto.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Este pequeño, que cumplía diez días de nacido, también había sido víctima del equivocado suministro de droga en la mañana del martes 25 de abril.

Mi señora se enteró porque estaba interna en el hospital de Kennedy por la cesárea que hubo que hacerle. Ella bajó a las 9 a.m. del martes a darle de comer al niño y cuando llegó al piso, una enfermera le dijo que el bebé estaba en estado crítico , relató el padre, Oscar Campo.

Mientras esto ocurría, Oscar se enteraba de la situación por radio. Oí las noticias y de inmediato me fui para el hospital. Allí me encontré con mi esposa y fue entonces cuando los médicos nos dijeron que el niño estaba muy mal .

Luego cuenta Oscar cuando descubrieron lo que había pasado, los médicos nos explicaron que a mi hijo le habían inyectado una droga que no era, y que eso le había causado una parálisis en el cerebro .

Los médicos le dijeron a la familia Campo Rodríguez que las esperanzas no era muchas y que si después de 72 horas el niño no reaccionaba, se podía proceder a desconectarlo.

Sin embargo, nosotros nunca pensamos en hacer eso. Nunca se nos ocurrió pensar en que lo desconectaran, a pesar de que los médicos habían dicho que Oscar podía quedar como un vegetal. Es más, pedimos que se hiciera todo lo posible por mantenerlo con vida .

Detalles El pequeño Oscar no alcanzó a estar nunca en su casa.

Cuando nació fue llevado de inmediato a aislamiento, porque tenía una infección en los pulmones. Paradójicamente, el día anterior al suceso, le habían dado de alta, así que ese martes lo íbamos a sacar , cuenta su padre.

La familia Campo Rodríguez está segura de que la culpa de la muerte de su hijo es del hospital. La culpa recae sobre quienes cuidaban a los bebés. Estos niños deberían ser tomados como ejemplo, porque es terrible tener la vida de la gente, en manos de personas irresponsables .

Para esta familia es curioso cómo cambian las cosas. Antes del incidente las enfermeras nos trataban regular. Vaya con el pediatra, me decían, él le da la información. Luego de que los otros cinco bebés murieran nos atendieron divinamente..

Los padres de Oscar no saben si van a demandar al hospital. Lo que sí saben es que tendrán que hacer algo para que estos hechos no queden impunes y por lo tanto no se repitan.

Por su parte, el director del hospital de Kennedy, Miguel Ramírez, aseguró que el otro bebé, Germán Enrique, también víctima del suministro equivocado de droga, está fuera de peligro y hoy saldrá de cuidados intensivos.

Así mismo, Ramírez aseguró que el hospital no tomará ninguna acción, como indemnizar a la familia, mientras la Fiscalía no dé los últimos resultados.

Ayer a las 4 de la tarde se llevó a cabo el entierro del bebé en el cementerio del Apogeo. Habíamos pensado en hacerlo mañana (hoy), pero no había bóvedas en el Cementerio Central y además toca hoy (ayer) para que los familiares nos puedan acompañar , finalizó el padre.