Archivo

INFLACIÓN, 10,62 EN CUATRO MESES

En los primeros cuatro meses, el costo de vida para los colombianos aumentó 10,62 por ciento, tasa que cada vez hace más difícil el logro de la meta del pacto social de 18 por ciento.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Durante el mes pasado, los precios subieron 2,23 por ciento, especialmente por los altos reajustes en alimentos, vivienda y los productos y servicios de la salud.

No obstante que la tasa acumulada es considerada alta, el Gobierno se declaró satisfecho porque continúa la tendencia que muestra una reducción en el costo de vida de los últimos doce meses. Este quedó en 21,17 por ciento.

Aunque esa tasa está por debajo del acumulado de los mismos cuatro meses de años anteriores, implica que cada día se hace más difícil alcanzar la meta de 18 por ciento fijada en el Pacto Social.

Para que se cumpliera ese tope máximo, sería necesario que en los próximos ocho meses, el incremento promedio de precios no sobrepasara de 0,8 por ciento mensual. Una proporción que para la mayoría de los analistas no es fácil de conseguir.

No obstante esta situación, el Gobierno se ha declarado satisfecho. Y tiene una explicación: el aumento de precios acumulado en los últimos doce meses (de mayo de 1994 hasta abril de 1995), quedó en 21,17 por ciento.

Lo anterior implica que, comparado con el acumulado que había hace un año, de 23,84, se ha logrado una disminución de 2,6 por ciento. Frente al acumulado de diciembre, de 22,6 por ciento, se ha rebajado en 1,43 por ciento.

Estas cifras fueron comentadas favorablemente por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) y la Asociación Nacional de Industriales (Andi). Aunque explican que se esperaba que fueran inferiores, por lo menos se sigue manteniendo una tendencia a bajar el acumulado del costo de vida, lo cual es positivo frente a la meta.

La inflación acumulada de 10,61 por ciento de los cuatro meses implica que lo que se alcanzaba a comprar de la canasta familiar el 1o. de enero con 100.000 pesos, hoy cuesta 10.620 pesos adicionales.

Lo que más subió El informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), demuestra que los principales culpables de la inflación durante el mes pasado fueron los alimentos, los costos de la salud y los precios de bienes y servicios del grupo de vivienda.

En el caso de los alimentos, que representan una tercera parte de la canasta, las alzas fueron de 2,99 por ciento, en promedio.

La mayor influencia en ese resultado se dio por los reajustes de precios de 5,5 por ciento en carne, 4,69 por ciento en plátano, papa y otros tubérculos y 2,97 por ciento en alimentos varios.

De los otros alimentos hubo alzas de 30 por ciento en arveja, 20 por ciento en arracacha y 17 por ciento en limones.

El segundo grupo en importancia en la canasta, los gastos en vivienda, también tuvo una importante incidencia. El aumento promedio fue de 2,44 por ciento. Este se explica, fundamentalmente, por el alza en arrendamientos, que fue de 2,79 por ciento, los artículos de limpieza, que subieron 2,82 y los muebles de hogar con 2,01 por ciento.

Se destacaron el papel higiénico, con un aumento de 5,36 por ciento, la cera 4,0 y los desinfectantes 3,32 por ciento.

El sector de la salud también registró alzas muy superiores al promedio, con 2,93 por ciento. Entre los rubros que conforman este sector brillaron por sus reajustes los servicios profesionales, con 3,02 por ciento y los precios de las drogas 2,83 por ciento.

El mayor aumento fue el de hospitalizaciones con 4,25 por ciento, los antidiarréicos con 3,78, los antiácidos 3,52 y los analgésicos 3,29 por ciento.

No obstante estas alzas, hay que anotar que el grupo de servicios y productos de la salud no tiene un peso tan alto en la canasta familiar.

Los demás grupos de productos y servicios estuvieron por debajo del promedio. Los denominados otros gastos subieron 1,57 por ciento, el transporte 0,94 y la educación 0,63 por ciento.

Ciudades peligrosas El estudio pormenorizado por ciudades demuestra que Bogotá continúa siendo una de las que registra las mayores alzas del país, no obstante que durante el mes pasado el costo de vida estuvo por debajo del promedio, con 1,92 por ciento.

El acumulado de los cuatro primeros meses en la capital del país quedó en 11,68 por ciento y el de los últimos doce meses en 22,81 por ciento.

Los mayores reajustes de precios durante abril se registraron en Cartagena, con 3,50 por ciento. Este comportamiento es explicable por la alta demanda de alimentos, bienes y servicios que se registra en esa ciudad durante la Semana Santa.

Hay que anotar que ese fuerte aumento de precios terminó disparando el acumulado de esa ciudad a 12,25 por ciento en cuatro meses y 22,82 por ciento en los últimos doce meses.

Barranquilla vivió una situación similar, con un reajuste de precios de 3,31 por ciento en abril, un acumulado para los cuatro meses de 11,30 y de 21,45 por ciento en los doce meses.

Las ciudades con menores aumentos de precios el mes pasado fueron Pasto, con 1,17 por ciento y un acumulado de 8,14 por ciento en los cuatro meses. Le sigue Neiva con 1,51 en abril y un acumulado de 8,61 por ciento.

Vale la pena destacar que las únicas capitales donde los indicadores demuestran que se puede cumplir fácilmente con la meta de 18 por ciento son Cúcuta, con un acumulado de los últimos doce meses de 15,66 por ciento. Le sigue Neiva, con 17,35 por ciento, Montería con 18,35 y Pasto con 18,36 por ciento.