Archivo

MÁS ESTÍMULO A INVERSIÓN PRIVADA

Las necesidades de infraestructura de los países en vías de desarrollo son tan grandes que será imposible atenderlas sin una creciente participación del sector privado, advirtió el Banco Mundial.

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Sólo en el sector eléctrico -donde más de 2.000 millones de personas todavía carecen de servicio- las necesidades de inversión de los países en vías de desarrollo (PVD) se estiman en más de 100.000 millones de dólares anuales por el resto de esta década, nivel de financiamiento que está fuera del alcance de los gobiernos, señaló el presidente interino del banco, Gautam S. Kaji.

Hablando el fin de semana pasado ante el Comité de Desarrollo, integrado por 24 ministros de economía que representan a los 178 países miembros del Banco Mundial (BM), Kaji señaló que, ante esa realidad, el instituto pondrá énfasis en ayudar a los gobiernos a crear las condiciones adecuadas para canalizar inversiones privadas hacia las obras de infraestructura.

El Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Robert Rubin, manifestó al respecto que sólo el sector privado puede generar los recursos financieros y gerenciales necesarios para desarrollar la infraestructura, pero no responderá efectivamente si se encuentra maniatado por una maraña de regulaciones, incentivos mal dirigidos o altos riesgos políticos.

Rubin recomendó en tal sentido que el BM fortalezca sus programas de garantía de riesgos no comerciales a través de la Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA).

El ministro de finanzas de Inglaterra, Kenneth Clarke, señaló a su vez que todos los esfuerzos de los institutos multilaterales serán inútiles a menos que los gobiernos concernidos estén determinados a implementar las políticas apropiadas.

Tiene que haber un compromiso con una sana gerencia macroeconómica, con un sector público más eficiente, y sobre todo con un enfoque liberal hacia el sector privado, tanto doméstico como extranjero , enfatizó.

El ministro británico recordó la experiencia de su país, que privatizó las comunicaciones, puertos, aeropuertos y servicios de agua, electricidad y gas en la década pasada, y estimó que debería ser una práctica normal dejar que el sector privado construya la infraestructura cuando el costo pueda recuperarse mediante el cobro por servicios.

Kaji resaltó que en el curso de la última década el BM ha cambiado en respuesta a las necesidades de sus miembros, y aumentando sustancialmente sus préstamos para desarrollo de recursos humanos, protección del medio ambiente y estímulo al sector privado.

Los préstamos para desarrollo de recursos humanos han llegado a un nivel anual de 3.000 millones de dólares, y se proyecta que subirán a 5.000 millones anuales en el curso de los próximos tres años. El BM es, de hecho, el principal financista de los PVD en las áreas de educación, salud, nutrición y prevención del SIDA, apuntó Kaji.

El BM se ha convertido también en la mayor agencia mundial de defensa del medio ambiente, con un nivel anual de préstamos de casi 2.500 millones de dólares en 1994.

Incluyendo sus filiales --la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (CFI) y la MIGA- el grupo del BM cataliza inversiones privadas del orden de los 25.000 millones de dólares anuales en los PVD, señaló Kaji.

Ese nivel tendrá que aumentar, sin embargo, para responder al enorme desafío planteado por la necesidad de mejorar la infraestructura de los PVD, agregó.

Los gobiernos también tendrán que cambiar y hacerse más eficientes, recalcó el presidente interino del BM, indicando como ejemplo que, en Africa, los estudios del instituto han demostrado que un dólar gastado en mantenimiento ahorra cuatro dólares en construcción de nuevas carreteras.

La tarea del Comité de Desarrollo es orientar las políticas del BM. Sus deliberaciones pusieron fin este jueves a las reuniones de primavera de ese instituto y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Kaji, natural de la India, es uno de los tres Directores-Gerentes del BM y asumió interinamente la presidencia por enfermedad de Lewis Preston.

El estadounidense Jim Wolfensohn fue elegido en febrero pasado para suceder a Preston, pero no asumirá el cargo hasta el 1 de junio.