Archivo

LA CUT PIDE RESPETO POR POBLACIÓN CIVIL

La Central Unitaria de Trabajadores (Cut) pidió la humanización del conflicto armado que vive el país y el respeto por la población civil que se encuentra en medio de la guerra.

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Al celebrar el Día Internacional del Trabajo, la Cut señaló que mientras se logra una negociación pacífica es necesario buscar caminos para que no se siga perjudicando a la población, y lograr así un primer acercamiento a la paz.

El presidente de la Cut, Orlando Obregón, le pidió a la insurgencia armada que demuestre voluntad política hacia la paz y al Gobierno que acelere el proceso de diálogo y negociación directa.

La Cut rechazó y condenó igualmente la actitud y los pronunciamientos de algunos sectores de Estados Unidos, como los anuncios de un posible bloqueo comercial, que van en contra de la soberanía nacional.

No obstante, exigió de las autoridades colombianas una actuación clara y transparente sobre las recientes denuncias formuladas por la Fiscalía General de la Nación, relacionadas con actos de corrupción.

Obregón señaló en que es necesario mejorar la propuesta de inversión social, pero aclaró que no debe hacerse a costa de nuevos impuestos, que sólo perjudican a la clase media y baja .

Finalmente, la Cut insistió en la necesidad de modernizar el sindicalismo colombiano, con el objeto de mejorar la situación de los trabajadores y al mismo tiempo lograr un mayor crecimiento de económico. El presidente de la Cut dijo que es necesario que se le de mayor participación al trabajador en las decisiones de productividad.

De otro lado, en relativa normalidad transcurrieron las marchas con motivo de la celebración del 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, en las diferentes ciudades del país.

Dos grupos bien diferenciados se encontraron en las marchas. Por un lado los que siguen siendo reacios a cualquier medida oficial y atacan las decisiones que en materia laboral se han tomado, como los afiliados a la Central General de Trabajadores Democráticos (CGTD), y quienes los respaldan.

De otra parte, están los que se autodenominan trabajadores progresistas y que aunque tengan sus dudas aspiran a respaldar plenamente iniciativas como el Pacto de Productividad, Precios y Salarios, conocido como Pacto Social.

Los primeros no quieren moverse de su posición tradicional y aseguran que el resto han vendido a los trabajadores al respaldar propuestas que los hacen perder triunfos sindicales y capacidad de ingreso. Los segundos aseguran que solo buscan el desarrollo del país.

No obstante, pese a esas diferencias no se reportaron incidentes en las diferentes ciudades y al final del día el reporta fue de completa normalidad, a excepción del paro organizado por algunos médicos en la Costa Atlántica.