Archivo

ALQUILABAN APARTAMENTOS PARA ROBAR AUTOMÓVILES

Una novedosa forma de robar automóviles fue descubierta ayer por la Policía Metropolitana de Bogotá, al hallar que los vehículos eran hurtados mediante la utilización de apartamentos amoblados y la presencia de una hermosa mujer. Los vehículos después de robados eran llevados al nororiente del país para venderlos.

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En la operación efectuada a las ocho de la mañana en la carrera 14A número 114-65 fueron capturados Yolanda Salinas León, de 18 años; Roberto González, El Flaco , de 30 años, y William Sierra, de 32 años. Además fue rescatado completamente afectado por escopolamina el conductor Julio César Jaimes Conde.

El informe oficial indica que los delincuentes alquilaban durante varios días un apartamento perfectamente amoblado desde el cual una hermosa mujer efectuaba llamadas telefónicas a las agencias de trasteos o de servicios especiales para acarreos.

Allí, tras recibir la solicitud de que se enviara un vehículo de determinadas características, mandaban el automotor. El conductor, al llegar al apartamento, era recibido por la dama, que hacía resaltar su belleza utilizando prendas insinuantes , señala el informe policial.

Cuando el chofer entraba al apartamento, se le ofrecía algo de beber, generalmente tinto, el cual llevaba disuelta escopolamina. Apenas caía bajo el efecto de la droga, lo despojaban del automotor y abandonaban el apartamento, La banda estaba dedicada a hurtar exclusivamente automotores Ford 350, aerovans y microbuses, los cuales eran llevados a Santa Marta, Bucaramanga, Villanueva (La Guajira) y Aguachica (Cesar), donde otros miembros de la banda los vendían a cinco millones de pesos después de cambiarles la documentación.