Archivo

EN JAMUNDÍ SIGUIERON LOS OPERATIVOS

Nuevos allanamientos fueron realizados por el componente militar del Comando Especial Conjunto (CEC) en las afueras de Jamundí, a 20 minutos de Cali, contra el Cartel de esta capital. Las acciones se centraron en un condominio residencial, una hacienda y una pista particular.

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Las acciones se efectuaron 24 horas antes de que asumiera como nuevo comandante del Bloque de Búsqueda el coronel Jorge Pineda Carvajal, quien reemplaza al también coronel Luis Alfonso Villamil Vargas.

El balance de las autoridades indica que fue allanado el condominio El Privilegio, compuesto por unas diez viviendas, en la vía a Cali, algunas de ellas sin terminar y otras ya acabadas pero sin que hayan sido habitadas.

Los allanamientos se efectuaron en residencias de uno y dos pisos, una de ellas habitada por personas de pocos recursos económicos, aunque no se presentaron capturas. El condominio está construido en predios que pertenecían a la hacienda La Graciosa, de propiedad de la familia Urdinola Grajales. La fiscalía iniciará investigaciones para tratar de establecer si se trata de un caso de testaferrato.

También fue allanada la hacienda El Cairo, de propiedad de Elmer Francisco Pacho Herrera, dotada de un gimnasio deportivo y una enorme bodega, sin mayores instalaciones. Según se indicó, se trataría de un sitio para reuniones de miembros del narcotráfico de Valle del Cauca. También se busca determinar si el lugar operaba como centro de almacenamiento de armas y narcóticos.

Asimismo, en un predio cercano a la hacienda El Cairo fue allanada una pista particular de 1.500 metros. Se trata del aeropuerto Cañasgordas, de la sociedad La Avispa y Cía Ltda. Tampoco hubo retenidos. La pista permite operaciones para aviones tipo Hércules.

Allí, fueron halladas tres avionetas de matrículas HK 1188E, HK 291E y HK 1628E, presuntamente dedicadas a fumigaciones, aunque las autoridades informaron que serán investigadas.

Estas acciones se efectuaron 24 horas antes de que asuma como nuevo comandante del Comando Especial Conjunto el coronel del Ejército Jorge Pineda Carvajal, en reemplazo del también coronel Luis Alfonso Villamil Vargas, quien dirigió ayer los últimos operativos del Bloque.

Durante los seis meses que Villamil estuvo al frente del componente militar del CEC, logró desvertebrar en un 90 por ciento la red de comunicaciones del Cartel de Cali, en más de 200 allanamientos.

Entre las acciones más importantes del CEC en esta región se tiene el desmantelamiento de una buena parte de la red de seguridad del los narcotraficantes. Miembros del Ejército y la Policía consideran que ahora los capos de la región no tienen la movilidad y facilidad de desplazamientos de otras épocas.

También fueron establecidos archivos minuciosos sobre la infraestructura económica de los narcotraficantes de Valle del Cauca y se recopilaron registros de por lo menos 60 presuntos testaferros de los capos del Cartel, aunque no se han expedido las respectivas órdenes de captura por enriquecimiento ilícito.

Asimismo, durante los últimos tres meses se decomisaron ocho motocicletas y 12 automóviles, entre los que se encuentra el carro de un agregado militar de la Embajada del Salvador y que aparece registrado con permisos diplomáticos a nombre de una de las compañeras de Santacruz.

Villamil fue designado como agregado a una embajada en un país latinoamericano. Su reemplazo, el coronel Pineda Carvajal, lleva 23 años como oficial de la Institución. Llega a Cali procedente de Bogotá, donde se desempeñaba como encargado de la sección de protección del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).