Archivo

PESIMISMO SE APODERA DE CONSTRUCTORES DEL VALLE

Los constructores vallecaucanos perdieron el optimismo que los caracterizó el año pasado. Según una encuesta adelantada por la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), el 39 por ciento de las empresas consultadas considera que la venta de viviendas nuevas en 1995 será regular y solo un seis por ciento piensa que será excelente. (VER RECUADRO:VENTA DE VIVIENDA).

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Durante 1994, para el 50 por ciento de los encuestados la venta de nuevos proyectos habitacionales era buena; un 22,2 por ciento calificaba el movimiento como excelente y un 27,8 por ciento como regular. En esta oportunidad el 33 por ciento piensa que la negociación de vivienda será buena y un 22 por ciento la cataloga como mala; el año pasado no se consideraba siquiera esa posibilidad.

Camacol realizó la encuesta empresarial a constructores a nivel nacional; para el caso del Valle del Cauca consultó 18 empresas vinculadas al gremio.

Ante la pregunta iniciará otros proyectos de edificación distintos a la vivienda en el primer trimestre de 1995?, el 61 por ciento de los encuestados respondió que no y el 39 por ciento restante contestó afirmativamente.

Durante los primeros meses de 1995 el 69,06 por ciento de los metros cuadrados aprobados para construir en Cali tenían como destino la vivienda; después con un 2,44 por ciento aparecían las oficinas y el 28,5 por ciento restantes se repartía entre bodegas y parqueaderos.

Otro de los interrogantes planteados en la encuesta tenía que ver con las mayores dificultades que afronta la actividad edificadora en el departamento.

El problema principal señalado por los constructores fue el de las tasas de interés con un 44 por ciento; la saturación del mercado con un 28 por ciento, se ubicó como el segundo obstáculo que impide el desarrollo normal de la actividad; en tercer lugar fueron señalados los altos costos de la tierra con un 17 por ciento y en último lugar, con un 11 por ciento aparece la falta de financiación.

Tanto el tema de las tasas de interés como la revaluación serán los asuntos de discusión macro en 1995, y de su manejo depende en buena parte el rumbo de la economía privada y de las metas propuestas por el Gobierno , señalan las directivas del gremio.

Camacol espera que un manejo acertado de las tasas de interés, la adecuación de terrenos y la dotación de servicios públicos se conviertan en los mejores aliados de la actividad edificadora en Cali durante los siete meses que restan de 1995.