Archivo

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO

El Patinbox y las tildes Titular de EL TIEMPO Viernes 17 de marzo de 1995, página 1B. El invento quedó mal bautizado.

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Patinbox es palabra compuesta. El primer componente es patín y el segundo, box. La palabra nueva, patinbox, debe escribirse sin tilde, según la norma de acentuación de palabras compuestas. Esta dice que se conserva el acento del último componente.

Patinbox, entonces, será palabra aguda, es decir, con el acento en la última sílaba (box), y sin tilde, como toda aguda terminada en consonante distinta de ene o ese.

Ese criterio se sigue en palabras de uso frecuente como Asimismo, decimosexto, sabelotodo, veintitrés, dieciséis, cortaúñas... donde el acento de los primeros componentes se pierde y desaparece su tilde si la tenían (así, décimo).

En cambio, se conserva el acento del último componente y aparecen tildes que en los componentes no existen: tres y seis no se tildan por ser monosílabos y uñas tampoco, por ser grave terminada en ese. Pero, en las palabras compuestas adquieren la tilde porque veintitrés y dieciséis quedan agudas terminadas en ese y cortaúñas se convierte en hiato.

Si en español las palabras son agudas, graves o esdrújulas, mal podría escribirse décimoquinto, décimosexto, sábelotodo, cuyo acento haría a estas palabras contrasobresdrújulas, palabra que tal vez no existe como tampoco lo que ella designa.

Americanos y criollos El cronista dice que el patinbox se dio entre los jugadores americanos, criollos y locales, para referirse a deportistas de los Estados Unidos, Colombia y Argentina, respectivamente.

Cuando dice americano se refiere a los estadounidenses, sin tener en cuenta que argentinos y colombianos también son americanos, gentilicio propio de todos los nacidos en América, desde Alaska hasta la Patagonia, y no exclusivo de los naturales de los Estados Unidos.

Y cuando dice criollo se refiere a los colombianos, sin tener en cuenta que los jugadores argentinos y estadounidenses pueden ser tan criollos como los colombianos, porque criollo es el hijo de europeo nacido en América. Hijos, nietos, bisnietos y tataranietos de italianos, ingleses y españoles, los argentinos, los estadounidenses y los colombianos tienen el mismo grado de criollismo.

Lazio o Lacio? Dice la noticia de primera página de EL TIEMPO que el Parma le ganó al Lazio. Pero, el Diccionario de la Lengua Española no dice Lazio sino Lacio. Con frecuencia se olvidan las formas españolizadas de los topónimos y se escriben o pronuncian mal.

Aquí algunos ejemplos, con la escritura incorrecta entre paréntesis: Milán (Milano), Ucrania (Ukrania), Tokio (Tokyo), Sidney (Sydney), Iraq (Irak), Fráncfort (Frankfurt), Isla Granada (Grenada), Turín (Torino).

El Manual de español urgente de la agencia Efe dice que algunos topónimos deben escribirse como lo exigen los respectivos gobiernos, pero recordando su forma castellana: Bengala ahora se llama Bangladesh, Camboya es Kampuchea, Ceilán es Sri Lanka, Formosa es Taiwán...