Archivo

PROCESIÓN DEL TRABAJO :

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Popayán Con una procesión religiosa, Popayán celebró ayer el Día Internacional del Trabajo. El Amo de Belén, volvió a su santuario ubicado en una colina en la salida al Huila, en medio de las velas de aproximadamente 40.000 trabajadores. El único paso que hoy hizo el recorrido entre la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Asunción, fue el Ecce-Homo, que iba en sus tronos de plata, caña de oro y capa de color vino tinto. El Arzobispo de Popayán, Monseñor Alberto Giraldo Jaramillo y sacerdotes del Capítulo Metropolitano, iban en el desfile. El alcalde de Popayán, José Gabriel Silva Riviere, impuso la Gran Cruz de la Orden de Belalcázar, en categoría de Payanés Benemérito a la Junta Proculto al Santo Ecce-Homo, al completar 50 años de mantener viva esta tradición, única en Colombia y en América, donde se celebra la fiesta del trabajo con una procesión.