Archivo

EL ARIARI CERCA DE LA EMERGENCIA POR INVIERNO

El invierno continuó haciendo estragos en la región del Ariari. Los más afectados son los agricultores de plátano y maíz que, por segunda vez, en menos de un año, ven arrasados sus cultivos.

01 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los municipios más afectados son El Castillo, Granada, Fuentedeoro, Puerto Lleras y Puerto Rico que ya fueron damnificados por las primeras crecientes de los ríos.

En el municipio de El Castillo, el alcalde Jorge Tenorio Labio, consideró de incalculables las pérdidas de los campesinos del sector, debido a las crecientes del río Ariari.

De igual forma expresó que una aleta del puente sobre el río Cal está a punto de desplomarse, lo cual dejaría bloqueada la vía alterna de la región del Ariari.

Hace un año esta vía fue adecuada para dar salida a cinco municipios, que con la emergencia invernal, quedaron incomunicados.

El río Cumaral, según el funcionario amenaza con desbordarse por la carretera que comunica a la inspección de Medellín del Ariari con la inspección de Puerto Esperanza y el corregimiento de Puerto Unión, zona donde se ubica más del 40 por ciento de la población de El Castillo.

En Granada, Fuentedeoro y Puerto Lleras la emergencia la viven los agricultores, que todavía no se reponen de la inundación del río Ariari durante el primer semestre del año pasado.

La preocupación de las autoridades es mayor por cuanto las familias que tienen cultivos en las riberas del afluente pueden quedar totalmente en la ruina.

De igual forma, la región del Bajo Ariari podría quedar totalmente incomunicada.

Un kilómetro antes de llegar a la localidad de Puerto Lleras el caño Iracá está a punto de romper la bancada de la carretera, con lo cual quedarían aislados los municipios de Puerto Concordia, Puerto Rico y el mismo Puerto Lleras.

Por otro lado, la Gobernación del Meta y la Fiduciaria la Previsora, en representación del Fondo Nacional de Calamidades, suscribieron un convenio por 1.093 millones de pesos para mitigar el riesgo por inundación de algunos sectores considerados críticos en el departamento.

Es así como los municipios de Castilla la Nueva, Villavicencio, Restrepo y Guamal, El Castillo, Granada y Fuentedeoro recibirá recursos para algunas obras en los sectores considerados como de mayor riesgo por inundación.

Entre tanto, ante el incremento en el nivel de río Magdalena, en su parte media, la región fue declarada en alerta amarilla.

En Barrancabermeja, un fuerte vendaval provocó daños en numerosas residencias y el coliseo resultó desentejado.

En este puerto, según la Defensa Civil, el río se encuentra aún a 40 centímetros por debajo del nivel de desbordamiento, mientras que en el sur de Bolívar el riesgo por inundaciones es inminente.

Mientras tanto, la situación en el río Sumapaz es estable y el caudal sigue arrastrando greda, tierra y piedras que cayeron en la orilla, luego de deslizarse más de 500 mil metros cúbicos de material la semana anterior, lo que disminuye el peligro de un represamiento.