Archivo

OJO HASTA CON LOS DEL ZODÍACO

Luego de un holocausto nuclear, dos serían los seres resistentes a la radiación con cabida segura en el mundo post-atómico: las cucarachas, por los insectos; y, por los arácnidos, los escorpiones o alacranes, que, contrario a lo que se cree, son los mismos animales.

01 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Alacrán es una denominación dada a varias especies latinoamericanas de estos artrópodos de ocho patas. Según registros fósiles, son los más primitivos familiares de la araña.

Además de las tenazas, se distinguen por tener una cola con un aguijón curvado y provisto de dos glándulas venenosas cuya forma diferencia las especies.

Estos animales tropicales se hallan muy difundidos. Entre sus principales características está el hecho de ser criaturas nocturnas, que se alimentan de insectos, arañas y otros animales que atenazan o matan inoculando su veneno.

Viven cinco a diez años, durante los cuales mudan ocho veces su armadura corporal. Alcanzan la madurez al año y medio e inician su turbulenta vida sexual. La cópula va precedida de complicados bailes, luego de los cuales, ocasionalmente, la hembra devora al macho para acumular nutrientes.

Son ovovivíparos, es decir, los huevos se conservan protegidos dentro de la madre hasta el parto. Esta es agresiva y cariñosa. Ella carga las crías en el dorso facilitando su desarrollo.

Existen 1.300 especies en el mundo. Tan pequeños que apenas alcanzan un centímetro de largo, y, tan gigantes, que pueden llegar a medir 25 centímetros, como el Pandinus emperador, un alacrán africano.

En general, sus picaduras pueden matar animales como las ratas con facilidad. Claro que hay seis especies de tamaño medio (entre siete y doce centímetros), todas de la familia Buthidae, mortales para el humano. Así, el Butho y el Androctonus, en Irak y el Sahara, y el escorpión mexicano de los estados de Durango y Guerrero, causan más muertes al año -en especial niños- que las víboras con las que se cohabita en esas regiones.

En Colombia se han descrito sesenta especies de cuatro familias, ninguna letal, pero algunas de cuidado en zonas como la Guajira, en algunas áreas rurales tolimenses (Cunday y El Carmen de Apicalá), y en los llanos orientales.

Y si lo pican? Si viaja a sitios donde habitan estos animales recuerde que: - A más seco y caluroso el lugar, más peligroso será el escorpión.

- La pareja anda junta. Si hay uno, quizás haya otro.

- No permita que los niños caminen descalzos, y menos de noche, ellos corren más peligro (entre más pequeño es el cuerpo, mayor efecto habrá).

- Asee y fumigue las casas. No deje ropa húmeda en el suelo porque a los alacranes les gusta descansar en ella.

- Si quiere detectarlos de noche, ilumine con luz ultravioleta (sus cuerpos son fluorescentes ante ella).

- Ojo! un escorpión puede picar varias veces.

- En caso de picadura, recuerde que es peor si la víctima es niño, o si la picadura está cerca a la cabeza. El veneno es neurotóxico, como el de las serpientes de coral, por lo que los síntomas no son locales. Hay entumecimiento ascendente, vómito, mareo, dificultad para hablar, moverse o respirar. Pueden hasta producir la muerte.

- Tenga la víctima quieta para que el veneno actúe despacio. Aplique compresas con sulfato de magnesio y suministre antihistamínicos. No permita que consuma alcohol y remita el paciente al médico más cercano, para la aplicación del suero específico.

Tranquilice a la víctima, el susto agudiza los efectos. Una picadura inocua para el campesino, puede matar al citadino.